jueves, 13 de diciembre de 2007

Comer con los ojos

votar

Hoy fuimos por IKEA, el gigante sueco especializado en muebles, decorados y el diablo bendito que te haga falta y que no te haga falta en una casa.

Leyendo un poco sobre su historia me parecieron interesantes los siguientes datos:
En 1943, cuando Ingvar tenía 17 años, su padre le hizo un regalo por sacar buenas notas. Ingvar utilizó este regalo para establecer su propio negocio. El nombre IKEA lo formó con las iniciales de su nombre (I.K.) más la primera letra de Elmtaryd y Agunnaryd, la granja y el pueblo en los que se crió. En sus orígenes, IKEA vendía bolígrafos, billeteras, marcos, corremesas, relojes, joyería y medias de nylon, todo aquello que Ingvar pensaba que la gente pudiera necesitar y que ofrecía a buen precio.
En 1999 IKEA llega a la cifra de 53.000 empleados en toda su red mundial de más de 150 tiendas en 29 países de cuatro continentes.
Los cinco países con mayor volumen de ventas son Alemania con 17%, seguido de EE.UU. con 12%, Inglaterra con 9%, Francia con 9% y Suecia con 8%. Sin embargo, los cinco países con mayor volumen de compras son China con 18%, seguido de Polonia (14%), Italia (8%), Suecia (7%) y Alemania (6%).
Tomado de IKEA, Cifras e historia.
Pues nosotros paseamos hoy por sus laberintos diseñados con el más fino arte y funcionalidad. Lo mejor de todo fue el final, cuando almorzamos los perros calientes deliciosos parecidos a los que vendían en el Parque Lenin. Por cierto, con el catchup, la salsa, la mostaza, papitas fritas y pepinillos encurtidos a servirse uno en las cantidades que quiera. Yo pedí dos (por qué no venderan uno y medio???) y el segundo no me lo pude comer completo. Tuve que hacer lo mismo que solía hacer cuando chiquita: botar el perro y comerme el pancito con catchup y mostaza...
Share |

8 comentarios:

Medea dijo...

Graciosa la historia, hace poco lei en un blog el cuanto de una muchacha que fue convidada a comer langosta pero solo quiso comer pan con catchup y mostaza... sera un trauma de las generaciones crecidas en el Periodo Especial?

Aguaya Berlin dijo...

Hola, Medea! Yo creo que sí, que el trauma está a flor de piel todavía...
Aunque bueno, Langooooosta es otra cosa, eh!!! :)

GeNeRaCiOn AsErE dijo...

jumm-jumm! que me inviten a mi pa' que tu veas...
;)

t

Aguaya Berlin dijo...

:)
Mi mamá nos visitó este verano y con ella fuimos a IKEA. Se sentó de frente a los mostradores donde la gente se echaba los aderezos y las papitas. Al rato nos dice "Aquí sí no viene nadie con un pomito a llevárselo lleno de catchup, o un pozuelito para echar los pepinillos encurtidos... Allá (en nuestra Isla) esto nunca podrá existir!!!!".

Y es que el desarrollo genera desarrollo, como dice mi esposo. Aquí a nadie se le ocurre ponerse en esa porque en su casa los tiene aún más ricos, selectos y también en las cantidades que quiera.

GA, si vienes por Berlín te invito a IKEA! :)

General Electric dijo...

amiga

faltó el postre: la altea (¿relleno de naranja o fresa? No sé, hay que morder primero para averiguar) o el cartuchito de las africanas (¿quién se las comió?)

Aguaya Berlin dijo...

Cómo me gustaban las alteas!!! Aquí hay unas galleticas mitad galleta mitad choco, que tienen el sabor muy parecido a las afri.
Ah, el postre enIKEA es........frozzen!!! riquísimo, supercremoso, como el que vendían al costado de la tienda Fin de Siglo en sus buenos tiempos, o en la cafetería al doblar del Payret.

Jinetero… ¿y qué? dijo...

IKEA es un paseo para niños y adultos. ¡Como me gusta! Estarás gozando porque pa´colmo tienes dos: a cual fuiste, al de Spandau o el de Schönefeld?

Aguaya Berlin dijo...

A los dos!!!!!!
Y tú a cuáles has ido? Tienes razón: es un paseo ir allí!