viernes, 28 de agosto de 2009

De aeropuertos, paranoia y blogs

votar

Ya les conté hace unos días por las que pasé en el aeropuerto internacional José Martí cuando entré a Cuba en julio pasado. Por cierto, ese post La Aduana de Cuba extorsiona y discrimina a los cubanos ha sido uno de los más visitados y comentados en este modesto blog y no tiene aún un mes de vida en la blogósfera. Y yo me alegro, porque así más personas se enteran de lo que pasa o les espera en un aeropuerto cubano, a los cubanos. Pues bien, me quedan otros cuentos de los tipos "antes" y "durante" pero el de hoy es del tipo "después": de nuevo en el aeropuerto, pero a la salida de Cuba, de regreso a Alemania. ¿Por dónde empiezo?

Cuando fui a Cuba claro que también quise conocer personalmente a Yoani Sánchez. Al menos saludarla por teléfono y darle mi apoyo bloguero fue algo en lo que pensé desde que me decidí a viajar a ver a mi familia, a cuya gran mayoría no veía desde hacía 6 años (poco tiempo para algunos; mucho para otros; demasiado para mí y los míos). Se "sobrecumplieron los planes": tuve la grata experiencia de haber compartido con Yoani en dos ocasiones, casi dos horas cada una de ellas. Hablamos muchísimo sobre variados temas blogueros y hasta de exhibicionismo, pues en el muro del Malecón habanero se nos pegó uno que se acariciaba insistentemente "lo suyo", abajo en los arrecifes, del que pensé yo al principio que nos estaba siguiendo. Ustedes saben eso de la paranoia lo dañina que es...

También pude conocer personalmente a otros dos bloggers alternativos, con cada uno de los cuales pasé un rato también inolvidable. Sin embargo se me quedaron algunos a los que no pude ver... Ya será para la próxima. Me hubiera gustado pero el tiempo se me escurrió de entre las manos como agua.

No así en el aeropuerto al salir: aunque me despedí de la familia con holgado tiempo de antelación y pasé por los controles de pasaportes y a la pecera quedando más que suficiente para que saliera el avión, las autoridades de la Aduana me retuvieron en una oficina por más de 40 minutos. Sin dar explicación alguna, sin avisar, sin ponerme al tanto del por qué lo hacían, sin importarles que iba con dos niños chiquitos, sin importarles un carajo (perdónenme la frase) lo que significa separarse una vez más de la familia y lo que uno siente en esos momentos, me llevaron para un pequeño local, con basura en una esquina a falta de cesto apropiado, el piso sucio, (oh, por Dios, ¡pero tenía aire acondicionado!), dos mesas y cuatro inspectores/guardias/oficiales/segurosos/quéséyo revisando a otro cubano (está de más decirles/escribirles que por supuesto, of course, natürlich, eso les pasa en Cuba solamente a los cubanos) y confiscándole dinero que sacaba del país en una cantidad superior a la permitida por las autoridades aduanales (aunque tenía doble ciudadanía y residía temporalmente en otro país, pero eso a quién le importa) así como su carnet de identidad cubano.

El show completo con mi compatriota "me lo disparé" sin comerla ni beberla, sus quejas, sus protestas, el mal humor de los controladores, la falta de conocimiento de las mismas leyes que querían poner en práctica, la sinrazón, la terquedad y la prepotencia conque trataron al viajero cubano, pues la Aduana de Cuba no respeta la privacidad para nada (si fuera ella sola...).

A mí me hicieron dar (¿a la salida del país?) los mismos datos que debían estar ya en sus archivos: dónde me había quedado, dirección y nombre de las personas que allí vivían, cuándo entré al país, cuándo fue la última vez que lo hice antes de ésta, cuándo salí de Cuba y por qué, etc., etc., etc. Una vez terminado, subieron todo mi equipaje de mano a una de las mesas (en la otra todavía estaba el otro cubano) y lo revisaron minuciosamente, bolsillo por bolsillo, volcando todo encima de la mesa, lo mismo juguetes de los niños, que lima de uñas, que almohadilla sanitaria, que cámara fotográfica, que... todo, para qué detallarles todo lo que yo llevaba en mi cartera y una mochila. Ah, repito, sin explicar por qué ni para qué ni nada de nada. Y cuidado con preguntar, que estás en terreno peligroso...


La persona que revisó mis pertenencias separó la camarita fotográfica, dos tarjetas de la misma, un estuche con DVD's de películas infantiles y CD's de música, una memoria flash y mi MP3 player. Lo cogió todo y se lo llevó "para revisar en otro lugar". A mí me dijo que me sentara. Ah, los niños ahí conmigo, claro, y, como niños al fin, intranquilos y cansados (ya era de noche).

Me puse a pensar hasta del mal que me iba a morir, yo, ellos. En que sí que me debían haber seguido o "fichado" en cualquiera de mis salidas después del primer encuentro con Yoani, en que las pocas veces que hablamos por teléfono fueron suficiente para que circularan el número de mi casa (de mis padres), en lo que tenía yo en todo lo que se llevaron para revisar: fotos, documentos personales, cosas de la blogosfera, etc., etc., etc. Miraba al reloj sin mostrar mucha preocupación (¡ya debía estar subiendo al avión!), trataba de calmar a los niños y de reirme con sus ocurrencias, volvía a pensar en los por qués y en los por cuántos, en fin, no le deseo a nadie esos minutos de temor, miedo, odio, impaciencia, incomprensión, que pasé. El avión debía estar arrancando motores ya. Se iba sin mí, me dejaba en Cuba. Y mi familia, afuera, ajena a todo. ¿Me meterán presa? ¿Por qué?

A los 40 minutos se apareció la persona que se lo había llevado todo. "¿Algún problema?", le pregunté. "No, no, guárdelo todo". "¡Y rápido, que se me va el avión!", le dije yo. "Yo le ayudo, espérese", y cargó al niño, que cuando se vió en brazos de una persona extraña arrancó a gritar y a llorar, y yo escaleras arriba tratándo de calmarlo a distancia y pensando en escenas de películas donde les arrebatan los hijos a sus madres, viendo la cara de horror de mi hijo, con mochila a medio hombro, la cartera ni sé dónde, las tarjetas de embarque en una mano y la niña de la otra, pobrecita, sin entender por qué mami corría tanto y la halaba así.

Al subir los casi 20 escalones cargué al niño yo y no sé ni cómo llegué corriendo, tropezando con cuanta persona me obstruía el paso hasta llegar a la puerta de salida al avión. Estaba atrasado, a esa hora estaba subiendo la gente a la nave. ¿Lo habrán atrasado a propósito? Fue lo único que pensé. No respiré tranquila hasta que puse un pie en mi casa en Berlín.

A los de la casa en Cuba les hice el cuento al día siguiente, por email. Se les erizaron los pelos. Mi mamá me escribía un par de días después:

Hija, pues sí que estoy preocupada, no tan solo por lo que pasó, sino por lo que pudiera pasar, me parece que te estas metiendo en camisa de once varas, ¿vale la pena?, ¿resolverás algo?, y creo que estás arriesgando la posibilidad de volver a verlos, sobre todo aquí de nuevo, o en un futuro, allá, por el camino que vas, lo veo muy difícil, me daría mucha tristeza que eso sucediera, porque ya nosotros estamos en cuenta regresiva y en estos momentos para nosotros lo más importante son mis nietos, hijos y demás familiares, lo demás pasa a un segundo plano, y hasta ahora no hemos tenido dificultad para verlos. Sobre esto, no es necesario decir más nada, sólo quería que supieras lo que pienso.

Entiendo la preocupación de mi mamá. Las familias cubanas son las que más han sufrido con las separaciones y la emigración en los últimos 50 años. La mía es una de ellas. ¿Sabía Ud. que casi un 20% de los cubanos se ha ido del país? (regla de tres facilita: "afuera" somos más de 2 millones y "adentro" viven 11).

Y yo me pregunto: ¿tuvo que ver todo eso en el aeropuerto con los encuentros con Yoani, con mi persona o con mi blog?, ¿entonces no es paranoia todo lo que pensé y me pasó?, ¿vale la pena seguir con el blog y con lo que hago relacionado con él y con la blogósfera cubana?, ¿resolví o resolveré algo con todo esto? De verdad, ¿vale la pena sacrificar horas de sueño y descanso, futuros contactos con la familia o incluso la estabilidad que ahora tengo por uno o varios blogs, por alguna causa en especial?

Un sólo "sí" a alguna de las preguntas anteriores ya es un motivo para no dar marcha atrás. Y en mi caso todas las respuestas son afirmativas. No soy ni heroína ni líder ni quiero siquiera. Soy sólo una bloguera cubana más. Mami, mientras más seamos, mejor. Ese miedo hay que traspasarlo de persona: que tengan miedo "ellos".


¿Que crees tú?

[Relacionado también: 10 enseñanzas que me dejan los blogs y Por qué creo en los blogs]
Share |

51 comentarios:

Chez Isabella dijo...

Aguaya, yo estoy contigo! Y creo que haces muy bien. Mira, yo acabo de publicar un post por "Jama y Libertad" que aborda ese mismo tema. Es cierto que todos sentimos temor por lo que dejamos atras y sobre todo por el derecho que se adjudican quienes detienen el poder en nuestro pais de disponer sobre la vida de los otros. Pero no puede haber vuelta atras, mi amiga. Casos como el de Panfilo, en el que un cubano de a pie paga por expresar lo que tantos sienten nos tiene que reafirmar la conviccion de que hay que seguir alzando la voz. Necesitamos mas gente sin miedo y mientras mas seamos mejor! Un abrazo.

Morgana dijo...

Hola Aguaya!

Me has dejado los pelos de punta. Eres muy valiente y tienes mucha razón. Que tengan miedo ellos.
Son unos abusadores y es indignante la forma en la que te tratan y como bien dices, no tienen ni el 50 porciento de conocimiento de las leyes que aplican.

La familia está siempre al otro lado. Es lo terrible de todo. No verla es partirte el corazón y hay tanta gente que no puede hacerlo. Tanta gente que ha perdido la oportunidad de despedirse de sus seres queridos porque un funcionario HP les ha denegado la entrada.

No hay derecho. Eso hay que denunciarlo.

Un abrazo.

yoyi dijo...

Ya sabes que quien se mete con la mafia paga. Yo entro en cuba con el jarrito en la mano y el cepillo de dientes en el bolsillo. El dueño de la finca no perdona, esto ha sido una dura advertencia. Por suerte ,mis videos no dicen nada pero se que un día voy a tener problemas y mi madre me dice lo mismo ¿Vale la pena? pues si, ya que al menos tenemos este momento de paz de estar lejos del feudo, lo mejor es hacer aunque sea lo minimo por los nuestros y al carajo la vela. Quizás un día explote pero quizás un día seamos tantos que se rompa el muro de una buena vez.

Morgana dijo...

Aguaya me has inspirado el post de hoy. Había algun otro plan pero es cuestión de prioridades.

Saludos!

Angela dijo...

Aguaya! Un abrazo enorme para que sientas muchas energias cada vez que te hagas esas preguntas y puedas seguir respondiendo que sí!!! Me imagino lo dificil que es a veces superar el miedo...pero adelante porque estas abriendo muchas puertas no solo para los que estan alli sino para el todo el mundo sepa que es lo que pasa en realidad!
Besos desde el sur de Iberia tambien con desarraigos provocados pero no tan duros como los tuyos...Ánimo! te sigo leyendo!

bendeasis dijo...

hola cubana, tu no hiciste nada ilegal sino ellos que violan a diario sus propias leyes, tal represalia tiene que ver logicamente con la manera tuya de pensar y con lo que haces aqui, ese es el precio que como cubanos tenemos que pagar para ser como queremos ser, yo tampoco me escondo y digo y escribo lo que pienso, algun dia seremos la mayoria ruidosa, mas miedo deberian de tener ellos sin son conscientes de que no habrfa futuro para ellos, saludos

Eufrates del Valle dijo...

Ay, estimada Aguaya, y despues los juanes y migueles quieren cantarle a la paz en el mismo lugar donde la dictadura ha sembrado el odio entre cubanos... Te felicito por tu coraje.

Fernán González dijo...

Aguaya, en realidad ya tienen miedo, de lo contrario no habrían hecho lo que hicieron.

Esto me recuerda a Eric Hoffer que alguna vez dijo: "puedes descubrir lo que tu enemigo más teme, si observas los medios que usa para amedrentarte".

Es una decisión difícil la que has tomado pero puedes estar seguro que no estarás sola.

La libertad es hija de la verdad, ya lo dice el Evangelio.

Anónimo dijo...

La libertad habita más allá del miedo.Te felicito sin conocerte pero hay causda común.Abrazos..Rafael

un escrito..





Travesía



No vengo de Europa
cargado de recuerdos
ni con un jean
gastado ni con un car
del último modelo
sino del terror hecho carne
del infierno ,
del enemigo de mi pueblo
del lugar de las penurias
de las sombras
y de los muertos
de navegar por océano
mezclado
de sangre,de dolor y de recuerdos.

No vengo de Europa
señores
que escuchan estos versos
sino de la tierra
donde grato es morir
porque horrible
es vivir muerto
donde un tirano cruel
tomó de pedestal
a mi pueblo
obligándolo a marchar
hacia el destierro.

Lázaro Rafael Cuba

Ivis dijo...

Agua, esta anécdota ya conocía porque me la habías contado, sin embargo en la vorágine del evento no tuve tiempo de reflexionar sobre la misma. No me imagino qué habría hecho yo en tu lugar, yo tuve una anécdota parecida, que ya contaré, pero esto es quizás más fuerte, que te revisen todo lo que llevas encima sin nungún pudor y sin una autorización, qué horror. Cada día doy las gracias por haberme ido de ese lugar tan horrible.
Tienes mucha razón, querida Agua, y yo así lo creo: mientras más seamos los que denunciemos, menos podrán hacer contra nosotros, ese atropello tiene que acabar.
Por último, quiero felicitarte por tu valentía, eres muy grande, bloguera. Un abrazo.

MAYKEL dijo...

Te felicito por tu valentía, las palabras de tu madre realmente me conmovieron, todos los cubanos fuera de nuestra tierra nos identificamos mucho con esto que has escrito, me alegra saber tu posición al respecto, te admiro y te apoyo, sigue pa’lante, Altérese Ud. de último. jeje.

gladysCJ dijo...

Hola Aguaya ! He leído todo esto con la piel de gallina... cuanto sufrimiento...y tus temores son los mismos que sentimos todos los que "nos metemos en camisa de once varas" pues siempre es más fácil seguir el camino de miles de amigos que sabemos comparten ideas, piensan igual pero se cuidan como gallo fino. También todos sabemos que es mucho lo que se arriesga pues no hay nada más triste que vernos a la fuerza imposibilitados de ver a la familia. Y claro, siempre surge la misma pregunta: valdrá la pena? pues yo como tu pienso que si pues mientras más seamos más miedo tendrán ellos, los que han abusado por medio siglo de la paciencia y sentimientos de los cubanos. Fuerza y pa´lante que todo lo que has hecho ha valido la pena !!!

Evidencias dijo...

Ya la mayoría de los cubanos llevan 50 años callando.
Tengo un amigo "recalcitrante", a quien de hecho jodemos con la frase "abajo el tirano" porque lo dice hasta después de un "Happy Birthday to you" y no firma una carta ni hace nada por nada con tal de regresar y poder ver a su madre.
Estoy contigo.
A mi me asombró mucho cuando empecé con mi blog que mi madre me dijera que estaba loca porque alguien hiciera algo así o cualquier cosa para denunciar el tema. Ella aún espera que la dejen ir a ver a mis abuelos, que están viejitos, después de 4 negativas para entrar a Cuba.

Anónimo dijo...

Pero bueno, cuándo llegaste, es que tenías las fotos en las tarjetas?

Debo decirte que me hicieron lo mismo, hace 3 años, pero mis tarjetas, llegaron vacías a España, cero fotos, solo de una que tenía escondida.

Mickey dijo...

Aguaya mi hermana, tremenda odisea. Lo siento mucho. Tuve mejor suerte en el aeropuerto la semana pasada. A decir verdad, el trato conmigo, hablo generalizando, fue cordial. El vuelo de salida se demoro bastante y el aeropuerto estaba repleto. Estoy colgando fotos del viaje en mi blog. Abrazos

Anónimo dijo...

Querida Agua, de veras que me has dejado flipando con esto que cuentas, pero por otro lado no me sorprende, en Cuba diariamente se violan los derechos de las personas, y todavía más de las que como tu ó muchos miles que estamos fuera preparamos un viaje con toda la ilusión del mundo para ver a la familia y amigos.
Desde el momento en que llegaban al Aereopuerto preguntaban que si llevabas regalos, ya estaban violando tu intimidad, porque que les importa a ellos que lleves regalos si estás dentro del límite de peso establecido y así miles de cosas, porque mi suegra la pobre una mujer de 72 años por llevar regalos le cobraron 40 cuc, aunque llevaba lo que debía, eso por detrás, porque habían personas que autorizadas ó no se ocupaban de "solucionar" esos temas.
Con Cuba nunca se sabe en que van a parar las cosas, yo tengo menos esperanzas que ustedes en que diciendo todas estas cosas solucionemos algo, hay tantos intereses en mitad de todo el sistema que funciona allí que bueno ojalá sirva de algo y por lo menos repeten un poquito más a la gente.
Pienso que de veras que eres valiente con lo que haces, yo me habría ca---- toda si me paran y me revisan así, porque allí como no hay leyes y si las hay no las practican como se debe, en estos paises donde vivimos hay leyes y todas las personas tienen unos derechos y lo primero que pides es por un abogado, allí nada de eso, eres culpable hasta que se demuestre lo contrario aquí eres inocente hasta que se demuestre lo contrario.
Para que las cosas algún día no lejano cambien en Cuba tenemos que poner nuestro granito de arroz cada uno.
besos

Tamy

vidal dijo...

no voy a la cuba de castro porque soy un hombre libre que me expreso como pienso y no quiero hacer como hacenlos cubanos que van a mendigar en cuba lo que les robaron cuando salieron la dignidad.Pues cuando llegan al aeropuerto piden permiso para ir al sanitario y meterse en el ano sus derechos.

Anónimo dijo...

Pues yo tambien soy cubana, vivo fuera de la isla hace muchos años. Llegue a Mexico cuando era muy joven y me case con un mexicano.

Aqui en Mexico vivo con la familia que yo cree pero en Cuba tengo a todos mis demas familiares entre madre, padre, hermanos, etc. Voy a Cuba dos veces por año y por nada del mundo pondria en riesgo dos cosas:
1. ni la seguridad y tranquilidad de mi familia en Cuba que trabajan y viven alla como cualquier familia cubana,
2. ni la posibilidad que tengo de poderlos ir a ver cuando yo quiera y pueda porque yo sin ver a mi madre, padre, hermanos no puedo vivir y ellos sin mi tampoco y sin poder disfrutar al máximo posible a nuestro retoño menos.

Asi que tendria que estar loca para anteponer cosas que desde mi punto de vista no son ni prioritarias ni importantes para mi y sobre todo que son cuestiones politicas que estan muy por encima de mi capacidad de poder resolverlas, por lo tanto cuando opino en internet cuido mi identidad, cuando voy a Cuba no me meto en candela con nadie ni por nada porque como bien dice tu propia madre ¿vale la pena?..mi respuesta es un NO rotundo. No vale la pena porque ni tu, ni yo, ni los 2 millones que vivimos fuera de Cuba vamos a resolver absolutamente nada por mas blogs o campañitas "ciberpatrioticas" que se hagan en internet. Y sabes por que lo pienso asi, porque nosotros perdimos la oportunidad de hacer algo objetivo y concreto por Cuba el dia que decidimos irnos estableciendo nuestra residencia en otro pais. Entonces, que sentido tiene meterse en candela con la seguridad del estado cubana, arriesgarse a que no nos dejen entrar a nuestro pais, arriesgar a los que alla viven y que tienen quieran o no marchar al compas de la musica que se toca en Cuba. Para mi no tiene ningún sentido el riesgo.

Ademas, parece increible que siendo tu cubana hayas sido tan ingenua de pensar que "quizas" te podrian estar siguiendo los pasos una vez que te reuniste con Yoani. Es decir el problema esta en que tuviste la duda pero no la seguridad. Sabiendo tu que Yoani esta fichada las 24 hrs, no tenias la seguridad de que cualquiera que se le acerque iba también a estar fichado? Por favor. Dalo por seguro que todo lo que cuentas que te paso a la salida en el aeropuerto no te quepa duda de que la causa fue tu encuentro con Yoani porque por tener un blog critico de la realidad cubana desde el extranjero no detienen a nadie en Cuba sobre todo porque si no eres famosa ninguno de ellos te conoce y por lo tanto no te fichan, de haberte fichado por el blog no te habrían dejado entrar a Cuba, asi de simple, y eso no te sucedió, tu entraste sufriendo las mismas calamidades y humillaciones en la aduana que sufre cualquier cubano que llega a Cuba, pero nadie te negó la entrada ni te hicieron la vida un yogurt en ninguna oficina migratoria del aeropuerto ni nadie te llamo en tu estancia para pedirte explicaciones de tu blog porque te aseguro que ni siquiera lo conocen. Lo que si te causo serios problemas fue tu encuentro con Yoani, la llamada telefónica que hiciste desde tu casa también. Entonces la pregunta es: valio la pena el encuentro con Yoani y arriesgarse a lo que puedes perder por ese simple intercambio de palabras con una mujer que desde cualquier punto de vista es para ti y todos los demás una perfecta desconocida?. Porque veamos: sabemos en realidad quien es Yoani Sanchez? No. Yoani, lo mismo puede ser una agente de la seguridad en plena labor de pescar incautos que se le sumen o lo mismo puede ser una de las tantas que recibe mensualmente su paga para hacer su trabajo disidente, contestarario, alternativo o como le quieras llamar, o lo mismo puede ser una simple mujer que se canso de callarse la boca ante lo que ve y tiene ganas de hablar de lo que quiera. El punto es que en cualquiera de las tres formas no la excluye el hecho de que en Cuba que no es un país normal ella y todo el grupo con el que se junta esta en candela las 24 hrs, es vigilada, perseguida y escuchada todo el tiempo.

Continua..

Anónimo dijo...

Entonces vale la pena arriesgar las cosas que son verdaderamente prioritarias e importantes como lo es el poder ver y disfrutar de tu familia y que ellos disfruten de ti y tus hijos por una persona que tu en realidad no conoces y que es además conocida en el extranjero pero no en Cuba, a la cual los medios y la ultraderecha de Miami la tienen como estandarte, situación real que la denigra en Cuba a los ojos del propio pueblo cubano. Vale la pena inmolarse cuando ves que en Cuba la gente en su generalidad no quiere saber nada de política porque están hartos del tema y por eso ves que la mayoría esta puesta para el vacilon, el regueton, la ropita, las gafas, el celular, el reloj y los tenis de marca y el resolver el dia entero esto o lo otro para estar mejor?. Alla la gente esta para lo suyo, y no para lo que tanto leemos en los sitios cubanos en internet (que si la libertad de la patria, que si los presos políticos, que si los derechos humanos, la libertad de expresión, los disidentes, elecciones libres etc) nadie esta en eso ni les interesa. Estos temas son anacrónicos en Cuba, te lo digo yo que acabo de regresar y que por tener el privilegio de estar cerca puedo ir con frecuencia y por esa razón no he perdido el contacto con la realidad cubana, cosa que si les pasa a los que llevan mucho tiempo leyendo sobre Cuba en internet, sin ir a Cuba por años.

Pero la pregunta mas importante es: Si no te sientes heroína entonces por que lo haces? Por que arriesgas a tu familia cerrándole puertas en Cuba poniéndolos en la mirilla telescópica de un sistema represivo que toma represalias por doquier en el momento que menos se lo esperan? Cual es tu motivación? Acaso el ego y la satisfacción personal que te puede producir ser leida y aplaudida por docenas o cientos de personas cuya mayoría no conoces, que dicen apoyarte en el ciberespacio pero que al mismo tiempo no serán capaces ni están dispuestas a inmolarse por ti? Crees sinceramente que por tener un blog contestatario desde Berlin, sumarte a las campañas ciberpatrioticas o reunirte con Yoani haras patria o cooperaras con un granito de arena a la libertad que tu sueñas? Lo crees en serio? Piensalo bien, porque la realidad cubana, la que se vive en la calle esta fuera de las redes cibernéticas y es el pueblo cubano de la isla el que terminara decidiendo cuando llegue el momento el futuro de nuestro país. No seremos nosotros ni los motivadores, ni los protagonistas, y ni siquiera nos tomaran en cuenta asi que te reitero, piénsalo bien, porque perder el tiempo en la lucha ciberpatriotica es absurdo, y si encima de eso le sumas que te perjudicas tu y tu familia entonces es una pena porque no te conozco pero como mujer me solidarizo contigo y no me gustaría tener que leer que en tu próximo viaje no te dejen entrar como le ha pasado ya a varios.

Continua...

Anónimo dijo...

(tercera parte y ultima)

Con todo lo anterior no te estoy aconsejando que te auto reprimas cancelando tu blog porque este es tu proyecto personal, tu bitácora privada donde dices lo que piensas y ejerces tu propia libertad de expresión a la cual por supuesto tienes derecho, pero lo que si te aconsejo es que hagas conciencia de los limites y de donde dice peligro porque una cosa es decir lo que uno piensa libremente y otra es destacarse llamando la atención de quienes nos pueden hacer daño, por eso cuidate porque al final de cuentas la vida es solo una y si no tienes alma de heroína entonces no sacrifiques la posibilidad de ver y abrazar a los que tienen un lugar privilegiado en tu corazón ni a los que a ti te quieren, o sea, a los que te dieron la vida y por supuesto la posibilidad de volver a pisar el suelo que te vio nacer porque con todos sus defectos esa es nuestra patria y olvidate!! que política aparte la tierra llama y se siente mucha felicidad cuando nos bañamos en sus playas, cuando vamos por el Malecon, cuando vemos a los amigos o cuando caminamos por aquel parque donde jugábamos cuando no teníamos ni idea del concepto de política.

Te invito entonces a la reflexión, por mi parte es todo, cualquier decisión que tomes será por mi respetada. Yo por lo menos en lo personal me siento tranquila de haberte alertado y hablado con sinceridad.

Un saludo afectuoso, Monike

pd. Se me olvidaba decirte, yo soy la anónima que estando en Cuba en el mes de Agosto te escribió lo siguiente en el post donde cuentas lo que te paso al llegar a la aduana cubana:
Anónimo dijo...
valgame dios, vivo en el extranjero y estoy en estos momentos en cuba con mi familia y todo lo que cuenta esta señora en su post lo vivi tal y como ella lo describe, incluso tambien lo de la visa familiar y el pago de los 5 cuc en migracion para mi hija pequeña.

asi que doy fe que todo lo que dice es 100% cierto, real y autentico.

muy bueno este post, y deberia publicarse en todos lados para que la gente sepa por las humillaciones que tenemos que pasar los cubanos que tenemos el privilegio de viajar a nuestro pais.
No se si lo habras leído en su momento, pero como ves a mi me paso lo mismo que a ti, solo que a mi por añadidura me sucedieron cosas aun mas desagradables ese dia en el mismo aeropuerto pero no voy a dar los detalles por razones que son obvias. En estos momentos estoy en Mexico y por eso opino mas extendido sin cuidar el tiempo ni mi IP real porque se que aquí nadie me va a señalar, pero ese post lo escribi desde Cuba para lo cual me meti en tu blog (mismo que no conocía pero llegue a el por un enlace a tu post que había en otro blog) y como me sentí identificada entre a opinar utilizando un servidor proxy para evitar precisamente las miradas indiscretas que puedan perjudicar a mi familia sobre todo porque la cuenta de internet que yo estaba usando pertenece a un organismo estatal asi que esta vigilada y restringida también por cuotas de tiempo.

Monike

Joan A. Guerrero dijo...

Un post muy sincero y emotivo, realmente es necesario que existan blogs y cubanos como tú. El miedo paraliza, pero el miedo, como bien dices, lo tienen que tener ellos.

El Niño Atómico dijo...

Qué he aprendido de tu experiencia:

1) Tratar de sacar lo menos posible de Cuba en nuestra persona o equipaje. Transmitir todo vía internet y dejar estos artículos allá, que bastante falta hacen y bastante poco nos cuestan. Con esto va la ropa y otros artículos personales. Esto conlleva no viajar a Cuba con nada que no podamos dejar allá.

2) No viajar con niños.

3) No cooperar a la hora de salir. A la hora de entrada nos la pueden negar, pero qué van a hacer a la hora de salida? Arrestarnos?

4) Si somos ciudadanos naturalizados de otro país, averiguar antes de ir lo que pudiera suceder y lo que pudiera hacer el gobierno por usted.

5) Y sobre todo, no tener miedo. Esa es la única arma que tienen y son expertos en su uso.

Anónimo dijo...

Sabia madre la suya. Ella sabe de lo que habla.

PolO dijo...

Aguaya no se dejo chantajear por el miedo de su familia. Es que los corderos nunca van a entender que la libertad es como el oxigeno.
Les es mas facil caer en complicidad con sus opresores.
Y esos son mayoria en la isla, son nuestra familia, los amigos que se quedaron... Casi todos, medio siglo aceptando abusos.
No tienen remedio, solo aspiran a nuestra lastima.

Anónimo dijo...

Polo, entendi el mensaje. Yo para ti soy una cordera en complicidad con mis opresores, asi que gracias por tu lastima pero prefiero tu lastima y no la mia conmigo misma. Eso significa que escojo ser realista.
El fidelismo lleva 50 años en pie y adentro no hay signos concretos de derrumbe por ningun lado, solo fuera de Cuba fundamentalmente en Miami y en sitios cubanos en internet se le hace creer a la gente de manera constante una realidad que en Cuba es tan minima que no existe.
Si tu deseas emplear tu tiempo en construirte una imagen de ciberpatriota para que el publico anticastrista te aplauda muy tu problema, yo no, a mi no me gusta perder el tiempo en lo que yo considero una estupidez y ademas una hipocresia descomunal porque ahora resulta que hay un grupito en internet que se fueron por los mismos motivos que se ha ido el 20%de la poblacion cubana pero ellos ahora se consideran los patriotas de la red que lanzan campañitas para "liberar a Cuba" desde la comodidad de sus pc, muchos de ellos muy verticales que hasta se toman el derecho de insultar a diestra y siniestra cuando alguien les lleva la contraria.
La blogosfera cubana contestaria con el regimen sobre todo la extremista de ciberpatriotas cocinados al vapor deberia llamarse la globosfera porque andan como que montados en unos globos por alla arriba bien lejos de la realidad de la tierra que estan pisando.
Los medios manipulan siempre la informacion y la mayoria de los bloguers cuando se trata de temas cubanos lo que hacen es repetir como papagayos lo que publica la prensa. No señor, para saber como esta la cosa en Cuba hay que ir a Cuba, caminar, hablar con la gente, vivir como cubano aunque sea una semana y despues sacar conclusiones y sobre entender porque no pasa nada alla, porque nadie se tira para la calle a protestar y sobre todo por que no vale la pena inmolarse ni dentro ni fuera de Cuba por una causa que hasta el sol de hoy tiene mucho de politiqueria barata, de manipulacion, de dinero sucio y de pseudo profesionalismo.
No voy en ese tren, por eso prefiero mil veces seguir en el mio propio, porque repito, para mi no vale la pena. Pero, para gustos colores y para colores flores.

Monike

Anónimo dijo...

Como Post Data para Polo:

yo no vi ningun chantaje por parte de la mamá de Aguaya, ella solo le dijo a su hija cosas que son reales, ese tipo de cosas que tu ya no entiendes porque sin duda se ven mas claras desde Cuba que desde la comodidad del extranjero.

Monike

J. Ferrer dijo...

Y después, aun ante este testimonio, algunos protestan porque haya blogs cubanos que hablen de política... Eso sí, mi querida Aguaya, y sé de lo que hablo porque a mí me sometieron a escrutinio similar mucho antes de que existiera la palabra "blog", la familia es lo primero. Todo lo otro va detrás, muy detrás...

Anónimo dijo...

me imagino el sufrimiento i la indignacion! todos nosotros los cubanos la mayoria exiliados con familias en cuba somos victimas de ello''en mi ultimo viaje en cuba , yo fui victima del atropello i la extorcion de los cicarios de castro, esto que se comete a diario es de entendimiento del govierno el cual promueve i tolera este atraco,en mi caso me vaciaron las 2 maletines unas 120 libras. en una mesa de metal con los segurosos o supuesto inpectores; alli me dijeron que esos productos eran para caracter comercial era toda ropa i zapatos nuebos la mayoria regalos para mi familia que es bien grande , i la mayoria viven dentro de cuba , final me inpusieron una multa 2500 dollares americanos, o el descomiso de el equipaje, a la hora de la salida del pais me sacaron las tarjetas de la camara de video i fotos i me las entregaron en blanco,i a duras penas me entregaron el tel cell, ya que unos de los esbirros decia que tenia un gps, en fin fue bien incomodo'' me senti inpotente es algo indescriptible el maltrato i la humillacion que someten a muchos cubanos, violando todas las reglas , que otra cosa podemos esperar hubo un muchacho que no extendio la visa i lo multaron con 50 $ i le amenazaron con anularle el pasaporte por 2 anos sin entrada al pais. i a diario pasan esas cosas i la familia alla sin una esperanza de escapar de esa dictadura asecina....

Anónimo dijo...

Aguaya dices:

Al subir los casi 20 escalones cargué al niño yo y no sé ni cómo llegué corriendo, tropezando con cuanta persona me obstruía el paso hasta llegar a la puerta de salida al avión.

Mi pregunta para ti..

¿Cual fue la escalera de 20 escalones por la que subiste hasta llegar a la puerta de salida al avion?

Pregunto esto porque en el aeropuerto Jose Marti terminal 3 por donde salen los vuelos internacionales (menos USA) no hay que subir ninguna escalera de 20 escalones para llegar a la puerta de salida al avion. La sala de estar es una sola planta y ahi estan todas las puertas de salida que conectan con los acordeones que a su vez estan conectados a las puertas del avion, es decir, no hay escaleras por ninguna parte.

Las unicas escaleras que hay alli adentro estan saliendo del control de aduanas y no hay subirlas sino bajarlas para caminar hacia la sala de estar.

saludos, montrealcuba

Aguaya dijo...

Saludos a todos.

Primero quiero responder a un par de preguntas:

Todas las fotos llegaron a Berlín, no borraron ninguna. Algunas ya las he puesto en el blog. En los próximos posts esperen tandas "interesantes".

Al Anónimo de las 7:32: pues mire que sí hay escaleras: después del control de aduanas y una vez pasado por las máquinas de rayos X, en el pasillo ancho antes de llegar a la sala grande donde se espera por los aviones. A mano derecha después de un par de estantes que venden quéséyo, hay unas escaleras QUE BAJAN, unos 10 escalones primero hasta el primer descanso, y otros 10 más a continuación. Allá abajo hay varias oficinas. En la primera a mano derecha al bajar fue donde me retuvieron a mí. El piso debe tener la misma altura que la pista de los aviones, pues más escaleras hacia abajo no hay. Fíjese la próxima vez que vaya... a mano derecha en el pasillo hay escaleras, cómo no. Y allí sólo entra el personal de la Aduana, no los pasajeros. Cuando Ud. salga caminando y ya no pueda ver más a la familia que le dice adiós desde los cristales arriba, atrás, mire hacia abajo Ud. y encontrará fácilmente esas escaleras de que le hablo/escribo, a mano derecha, recuerde.

Gracias por los comentarios. Con ellos compruebo varias cosas que he decidido escribir en un nuevo post, para que lleguen a más personas.

Saludos a todos otra vez.

PapasxMalangas dijo...

Pues ya me puedo ir preparando yo para la misma historia. Tengo pasaje para Diciembre y espero poder reunirme con Yoani, Claudia y otros bloggers. Esperen el post...
Saludos dsd Madrid.

El Niño Atómico dijo...

Leyendo el comentario de PapasxMalangas se me ocurre que si todos los visitantes a Cuba van a visitar a Yoani, Claudia y a los demás bloggers, lo segurosos no podrán seguirlos a todos. Pudieran reunirse en un lugar público, todos los días. Los de allá dirán.

GaviotaZalas dijo...

No sabia q habias estado en Cuba, seis annos son tantos voy por tres. La verdad q cada vez q paso por le aereopuerto me hacen encambronarme, la ultima vez no se podian entrar los videos y llevaba uno pequenno,,,otra vez me quitaron un jamon serrano, diciendome q habian muchas enfermedades fuera de Cuba,,,en fin ,,,Los del aereopuerto viven de todo lo quitan a los q pasan por sus manos,,,A mi amiga le pideiron dinero por pasar un equipo y te puedes creer q fueron a su casa a tocar la puerta por el money...saludos

Anónimo dijo...

Aguaya, bonita: claro que sí vale la pena!!! Yo no soy cubana y te estoy leyendo, y me estoy enterando de como las gastan en esa monarquía hereditaria absolutista. Voy a distribuir el link a tu blog, para que aquí en Barcelona lo vean los "comunistas de salón", que como sabrás, viviendo en Alemania, todavía quedan por Europa. Un abrazo de esta catalana y mucha fuerza!!!
Mariona.

Belkis Cuza-Malé dijo...

A pesar de los pesares, sì vale la pena, querida amiga, todo lo que pasamos porque se sepa la verdad. Sì has sido muy valiente arriesgàndote en ese viaje. Pero Dios te ayudò.
Gracias y bendiciones por todo lo que haces,

Belkis
www.belkiscuzamale.blogspot.com

Ivis dijo...

Agua, tu post y los comentarios me inspiraron un post a mí, sobre este mismo tema. Pásate por mi blog si quieres. Un beso.

Anónimo dijo...

pues yo estoy BIEN de acuerdo con Monike... NO VALE LA PENA, no creo que haya NADA más importante que la familia, quien no quiere a su familia es incapaz de querer a nadie.
Y creo también que hay muchos "patriotas" de utilería, a quienes la arrogancia les ha obnubilado el juicio. Muchos "comieron candela" allá y ahora son más papistas que el Papa. Cada uno que haga su propio examen de conciencia, cuando se quede solito consigo mismo.... no hay juez más severo, ni más justo.

JOSÁN CABALLERO dijo...

Sí vale la pena, Aguaya, porque vales entera tú, tu blog, por cada uno de ellos, por cada pesar y contratiempo que te hicieron pasar, a ti y a tus hijos, a tu familia, vale tu arrojo, tu aguerrida postura, y tu bandera puesta en mitad y dentro del alma. Cuando te envíe la Revista BRUJULAR DE MIAMI, leerás ahí lo que también me pasó en el Aeropuerto famoso de nuestras vidas, pero siempre hay un antes y un después, porque cuando te sucede, renaces otra vez, salto alguien nuevo de ti, que te dice ADELANTE, para atrás ni para coger impulso, ahora es cuando es...Y así nos ha pasado a todos, o a muchos, pero hay que seguir, llegando, haciendo, volando, blogueando, queriendo y estando donde haya que estar, y lo que haya que hacer, pues para eso somos los cronistas de nuestra propia existencia, de esta realidad increíble que nos tocó vivir, los blogueros de nuestra cubanidad exiliada, pero cubanía al fin, hay que engendrar cada día más valor, más arrojo, mayor entrega, para proseguir el camino y llegar hasta el fin, blogueando y más, amando y reconstruyéndonos cada vez más, te felicito, amiga, eres grandiosa, un beso grande por tu hidalguía, qué maravilloso que te tenemos de nuevo en la blogosfera cubana, nos hiciste y nos haces falta, un abrazo, Josán Caballero.

Rosa dijo...

Este post tuyo me ha hecho recordar mi salida definitiva, con mi hija quinceañera que dejaba un novio atrás y estabamos las dos en un estado de nervios y de angustia, me hicieron bajar a la tenebrosa oficina y abrir todas y cada una de las maletas, porque llevaba libros (de una universidad de aquí, que tenía que devolver) y ellos creían que eran cajas de tabaco. Finalmente nos dejaron subir cuando casi se iba el avión, fue terrible la angustia. Por eso cuando tuve que volver por la muerte de mi madre y la enfermedad de mi tía no me dejaba la sensación de que había entrado de nuevo en una trampa de la que tal vez no podría salir. Gracias por contar estas cosas al mundo, por seguir adelante Dagmar. Eres realmente especial, admirable. Un abrazo.

Ernesto Ramírez Miranda dijo...

Aguaya.

He leido tu post y los comentarios, y como algunos aquí soy de los que opina que la familia está primero.

Fijate si considero que ellos están primero que cada vez que escribo un comentario en cualquier blog con mi nombre y cara lo hago por ellos, pensando en que algún día con mi "crítica" alguien de por allá me lea y sea razonable e inicie cambios donde mi familia pueda viajar libremente, comerse en plato de comida ganado dignamente con su salario sin necesidad de nuestra ayuda y tener acceso a internet entre otras libertades.

Lo que nunca haré es callar ante lo que considero injusto, porque de alguna forma me convertiría en complice de los opresores, de esos que hoy tiene cogido a nuestras familias por los coj...

Tienes todo mi apoyo, adelante cubana digna.

José Carlos Díaz Díaz dijo...

Voy por tu camino, quisiera hacer lo mismo cuando vaya a Cuba... Me aclaraste las inquietudes de ¿qué me puede suceder? Pero me respondo a mí mismo y a ti: Tenemos que seguir defendiendo nuestros criterios, nuestros puntos de vistas políticos, nuestro país.

Gracias por este post, me sirvió de mucho, me sirvió para tener valor y enfrentar a los dictadores y sobre todo, no sentirme culpable con mi familia por hacer lo que estoy haciendo, y seguiré adelante con mi http://miticombre.blogspot.com,

Un abrazo!

Aguaya dijo...

Saludos a todos nuevamente y gracias por los comentarios. Me alegra la visita de todos. Belkis, sé cuánto has sufrido tú y tu familia.

Sí, tiene que dejar de ser un problema hablar y escribir sobre los problemas! Por eso "me embullé" y seguí con otro post, de por qué creo en los blogs (el de hoy 30 de agosto).

Saludos a todos desde Berlín.

papelbit dijo...

Miedo, temor y testimonio
Publicado el 31 Agosto 2009 por papelbit | Editar
Mira que intento olvidarme de Cuba y todas sus mierdas, escribir sobre otra cosa, algo que sea placentero, light, y demás adjetivos que inviten al sosiego. Pero es virtual y prácticamente imposible. Sobre todo porque siento, tengo corazón, y otros órganos que hierven ante la injusticia.
Lo último. Advertir, mediante presión psicológica a Aguaya Berlín, una de las blogueras cubanas más representativas de la blogosfera isleña, a la hora de salir de Cuba en su último viaje. Leer para creer.
Su post-testimonio, objetivo, emotivo, con párrafo de su madre incluido, para poner juicio justo en tela o mantel de mesa de comedor, a la hora en que las familias se reúnen. ¿Vale la pena denunciar las violaciones de los derechos humanos en Cuba?
¿Qué coño le pasa al Gobierno cubano? ¿Que cosa fétida es esa de manipular personas, pertenencias, niños, acabar con la paciencia de la gente, como si no importase nada a las autoridades, al gobierno?
Lo curioso es que ya lo sabíamos. Hay antecendentes. Ya sabíamos que no hay ley, excepto la ley de impunidad total y absoluta de las autoridades. Lo mismo da si Aduana o Policía. Ya sabíamos que sus métodos preferidos son el uso del miedo para amedentrar, y el uso emotivo de las separaciones familiares para eso mismo: andar callado y sin hablar si quieres continuar viendo a los tuyos en Cuba, o entrar y salir del país, aunque tengas que pagar 40 euros al mes, como una cubana que conozco y trabaja en un bar, en régimen de entrada y salida, mientras cumpla, pague, y calle.
Como dice el blog Hasta Cuando¡, no hay derechos a no tener Derechos.
¿Quién nos va a salvar? Nadie.
Sólo hay dos formas, dos opciones.
1- Callar. Aceptar las condiciones de Cuba, para continuar una vida preconcebida y universal de padres, familias, país, reencuentro. Pagar las exageradas cuotas de todo papel y toda condición que ninguna otra nacionalidad del mundo paga, para ver a tu familia y disfrutar de tu país, o querer volver. Más que corriente, ser un ciudadano de pacotilla, servil, humilde, ovejero, sin más ánimo que morderte la lengua y tragar noticias en silencio, desprovista (bajo miedo tenaz) de toda capacidad de raciocinio.
2- O liberarte para siempre y del todo, al opinar lo que quieras y dónde quieras, según una conciencia humana adquirida por propia experiencia, y no por miedo condicional y condicionante. Callar también. Pero cuando sucedan episodios de trauma social y humano de la gente, la nación, hablar bien alto. Gritar si es preciso con dos cojones: que en Cuba existe represión psicológica subyacente, y visible, en cualquier arista de la sociedad, cultura, arte, deporte, política. ¿Qué duda cabe?
Por demás, opino que tengo un cerebro sobresaturado de la opción 2.
Me relevo varias veces al día leyendo de todo. Me revelo como una foto ante la sinrazón, lo arbitrario, la sandez ridícula de las autoridades cubanas. Me rebelo disparando palabras en post como si esto solucionase algo. Sin embargo, de eso se trata, opinar y dejar claro, que muchos escriben y sienten, porque hay cosas que para lograrlas no han de andar ocultas.
Desde aquí, mi apoyo y solidaridad con Aguaya, y cualquier otro cubano que pase por tamaña farsa.

Aguaya dijo...

Gracias, Amaury, qué lindo de tu parte!

Anónimo dijo...

Espero sepas que tu madre desgraciadamente tiene razon, no podras cumplimentar tus proximas visitas a la habana, lo mas que visitaras la proxima vez sera el cuartico en que pasastes un rato a la salida de Jose marti.nada de paranoia, por supuesto que a yaanis la tienen vigilada 24 horas, un simple contacto con ella es pra que estes en la lista negra.
suerte

Silvita dijo...

Por cierto, que no comenté este post, uno de los que más me han hecho pensar... y sentir... últimamente.
Mi comentario fue darle a Aguaya un premio que hace rato le debía, porque una debe decir gracias a quien la inspira.

El premio lo publiqué en mi blog y dije por qué:

http://islasilvia.blogspot.com/2009/08/un-premio-para-aguaya-berlin.html

Añado que una de las cosas que más respeto en Aguaya es su integridad bloguera y su respeto por los demás, incluso cuando ha pasado que los demás se pasan un poco de rosca.

Aguaya dijo...

Gracias, Silvita!

El respeto es la base de la conversación, de la comprensión, de la negociación...

Y bueno, soy paciente :-)

Un abrazo!!!

yoyi dijo...

El gobierno de Cuba es el unico negocio millonario que a travez de la extorsión de sus clientes gana muchismo dinero y encima te maltrata Cuando nosotros los emigrantes somos los que matenemos el sistema con nuestras ayudas familiares. Piensenlo bien, de donde saca el dinero El estado? de robar y vender baratijas a nuestras familias que las pagan con lo que mandamos.

varices dijo...

Es triste saber que pasan estas cosas, pero al menos se pueden contar, para que el resto del mundo lo sepa... siento mucho lo que tuviste que pasar.

andrologia dijo...

Me pone triste cuando leo estas cosas, me parece que es tan injusto violar de esa manera la intimidad de las personas, no tener un poco de consideración por los niños, y pensar que les pasa solamente por el país en el que nacieron, mejor dicho por el gobierno del país en el que nacieron, muchas veces ni personas que han cometido delitos son tan maltratadas. Toda mi solidaridad con los cubanos.

diseño web dijo...

Mi saludo grande a los hermanos cubanos!, no sé si en este último tiempo habrán cambiado algunas cosas para ustedes, de verdad hay mucha gente que espera de verdad cambios para todos los cubanos!