jueves, 21 de abril de 2011

Ser libres sí que no puede plagiarse

votar
Descaradamente, defensores de la dictadura castrista plagiaron el logo y póster de la campaña en la red social Facebook Por el levantamiento Popular en Cuba.

Ésta es la imagen original, cargada a Facebook los primeros días de febrero pasado, como puede comprobarse en la información de las fotos de perfil de esa campaña:


...y éste es el plagio descarado que Ud. puede encontar en Facebook, imagen cargada varios días después. ¡Vaya, vaya, coge tu plagio castrista aquí!:


Mi sugerencia a los plagiadores, para que no despisten más a los despistados -por gusto propio, por nostalgia turística o por conveniencia, que de todo eso sobra- es la siguiente: CAMBIEN EL TEXTO. No tupan más a la gente, usen las definiciones correctas. No es un bloqueo, es un embargo. Y, si insisten en dejar de todas formas la palabra bloqueo, pues háganle unos ligeros pero importantes cambios al texto. Quedaría así, en mayúsculas o minúsculas, da igual, el mensaje es el mismo:

Movimiento
mundial contra
el bloqueo interno
del Gobierno
de
Cuba


No es la primera vez y ni siquiera ésta se diferencia de las anteriores: están detrás, viendo qué suena para ver cómo reaccionar.

No solamente tienen una falta de originalidad tremenda, sino que difunden plagios que intentan, descaradamente, como ya escribí, confundir a los que aún no se han enterado de qué va la cosa. Como mínimo.

Están a la riposta, no dan el primer golpe. Y es que, simplemente, no pueden.

No pueden porque una cosa es tener falta de originalidad e ideas propias, de lo que algunos pueden hasta suspirar, y otra muy diferente es hacerlas "por obligación", mandados por sus superiores, como parte de un plan de trabajo que deben cumplir, si no, pa' la calle, no eres confiable, aténte a las sanciones. Eso para no abundar en el tema de los que quieren para Cuba lo que no quieren en los países en que viven...

Lo mejor que tienen las redes sociales, los blogs, Internet en general, cuando son usados por personas libres, que se expresan libremente sin que medie editor ni jefe ni políticos ni ideología de por medio, es que las ideas no sólo son muchas más, sino que son también espontáneas, ricas, originales, innovadoras, únicas, irrepetibles, MEJORES.

No pueden y no aprenden los plagiadores. Copian, imitan, falsifican, adulteran, mienten. Hacen el ridículo, algo que sí copian muy bien de quienes les pagan miserables salarios y desvían cuantiosos recursos que Cuba no tiene, para hacer propaganda castrista en Internet, el día entero si es posible, chantaje de por medio y, quizá, jabita con productos de aseo que no pueden comprar honradamente, o viajecito a Cuba con ciertas garantías a las que los locales no pueden aspirar.

Apréndanlo de una vez: en las redes sociales ser libres significa mucho más que escribir una opinión, tener unos cuantos seguidores y plagiar libremente a los demás. Hay que ser libres primero, en la vida real. Eso les falta. Y esa sí que no pueden plagiarla, porque carecen de ella en su misma esencia.


--

Sobre el tema de la copiadera también pueden leer:
* ¡Copiad, malditos!,
* El escándalo de las falsas fotos veganas y
* Apple demanda a Samsung por "elegir" copiar el aspecto del iPhone y el iPad.
Share |