martes, 26 de febrero de 2008

Comida cubana

votar
Un almuerzo habanero. El picadillo es de soya, por supuesto, ¡cuál si no!

Cómo extraño las reuniones familiares de los domingos... En mi casa siempre se guardó lo mejorcito para el fin de semana. Los almuerzos los domingos no eran al mediodía sino sobre las dos de la tarde. Ese día no se hacía comida.

Esperemos que con las nuevas medidas que propone Raúl Castro durante su mandato, cada familia cubana tenga garantizada al menos una comida así una vez al día, algo realmente difícil en la actualidad.
Share |

6 comentarios:

lola dijo...

Hola, los almuerzos de los domingos cuando era niña, eran algo especial porque se reunía toda la familia, mi madre hacía muchas veces arroz con pollo, le quedaba muy bueno, bueno en esa época había de todo, y a mi padre le encantaba la natilla, así que casi siempre era lo que tomábamos de postre ese día. Y hablando de la soya, teníamos una vecina que era adventista y hacía unos bistecs en cazuela que le quedaban muy buenos, claro era también por la salsa que le preparaba, nunca nos dijo cual era su secreto.
Saludos desde Canarias.

GeNeRaCiOn AsErE dijo...

Recuerdo que mi mamita guardaba lo mejor que habia siempre para el domingo y almorzábamos tarde en el patio. Ella es estrella mundial del arroz con pollo y con una cervecita le realza el gusto y le deja un aroma que al recordarlo, me dan ganas de salir volao para la cocina de mi casa.
Un abrazo y brindemos por el fin del picadillo de soya y por que pronto se abra el Ferry Miami-Habana.

Pilladera, t.

Aguaya Berlin dijo...

Lola, mi abuela materna hacía unas natillas exquisitas!!! De nin~a yo iba con una libretica a su casa y le pedía la receta. Lamento mucho no haber guardado aquellos papelitos... bueno, yo era chiquita, quién sabe a dónde habrán ido a parar o si puse a las mun~ecas a preparar las natillas para mí... :)
Saludos desde Berlín!

Aguaya Berlin dijo...

Tony, si supieras... yo odiaba el arroz amarillo! quizá porque lo asociaba o comparaba con el que daban en la primaria, o por como lo hacía mi otra abuela, no sé. El caso es que ahora de grande es que lo he venido a comer,y me arrepiento mucho de no haberlo hecho antes...
Un tío político hacía unas paellas tremendas y les echaba cerveza también!
Saluditos a la pandilla...

CubanInLondon dijo...

¡Ahhh, el almuerzo de los domingos, el arroz amarillo con pollo y los platanitos maduros fritos!

Saludos desde Londres.

Aguaya Berlín dijo...

Ah, Cuba, se te hizo la boca aguas!!!!!!!

Saluditos berlineses...