miércoles, 30 de abril de 2008

Un par de días tarde pero...

votar
Betty también me envió sus fotos para el FFR-3 pero yo no había podido subirlas al blog. Aquí están, en todas ellas tiene una carita alegre, siempre alegre. La primera foto me trajo recuerdos muy borrosos... ¡así mismo era mi uniforme en primer grado!



Share |

7 comentarios:

Grogal dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Los Miquis de Miami dijo...

siempre me gustaron más las pañoletas azules y blancas.

Betty dijo...

sí, recuerdo que había que anudarla de forma que el nudo quedara en azul...las rojas luego eran de una tela más sintética,pero estas pañoletas antiguas eran de algodón, eran más bonitas sí.

Arimarfilia dijo...

yo fui pionero moncadista, a la fuerza claro. ;)


Hola aguaya, como te has dado cuenta estamos en un trajín de pincha de madre, pero dentro de poco estaremos mAs suave. Este fin de semana no trabajamos y vamos a ver si contactamos vieja. (¿que bola con skype?)
Mira, aprovecho para dejarte saber que a arimarfilia le mandaremos mail ( copy n paste) con diferentes post de la bloguera y devolvernos luego sus comentarios con este nick name. Algo parecido a Empujar el Almendrón. Una variante para la blogoestroika y adelantar acceso a internet. Que los socios, la familia y nuestra gente del patio, se incorpore y opine en nuestros debates es un reto grande que bien vale la pena afrontar.

Saludos blogueros de tony.

Aguaya Berlín dijo...

Hola por aquí......

Miquis, pues a mí las pañoletas azul y blancas me gustaban mucho también. Ahora de verdad no recuerdo si cambiaron el uniforme estando yo en primero o en segundo...

Betty, es verdad, el nudo tenía que dejar el frente azul! de eso sí me acuerdo! Había quien tenía un escudo rojo, también de tela, incluso los vi hasta con una estrellita blanca, que se usaba para unir las patas. Yo tenía un cilindro rojo de plástico, chiquito, y lo usaba también. Con las pañoletas que vinieron después lo perdí, porque se resbalaba por el tipo de tela que tenían.

Ari, y yo fui Jefa de Moncadistas en mi escuela! jajajajaja, hasta un día en que vino una inspección del municipio y preguntaron si nosotros hacíamos no sé qué, y yo dije que no... la guía de pioneros puso una cara tremenda (y es que yo no sabía decir mentiras, de verdad que fui sincera) y hasta me regañó después. Para mí aquello fue un trauma, porque yo estaba diciendo la verdad y sin embargo me habían regañado por eso...

Tony, se te extraña!!!!!! He leído algo de Maylín, Albert y Peskaito pero yo pensé que a ti te habían deportado de regreso :)
Ya instalé Skype. Cuando tengas chance me dices: estoy de vacaciones hasta el 15 de mayo (qué montón de días!!!).
Bravo con la idea de mandar las cosas por email. Así es como yo hago con mi papá, y aunque también se cuida de escribir ciertas cosas por esa vía (tema del post anterior a éste) al menos funciona un mínimo de comunicación y diálogo con los demás y me manda sus relatos para su blog.

Un abrazo bloguero para todos!!!
(Y cómo son los abrazos blogueros??? ah... pues llenos de arrobitas me imagino...)

Al Godar dijo...

Yo fui pionero, pero no usé pañoletas. En aquel entonces aun no habian llegado. Ya cuando llegaron las pañoletas yo estaba en secundaria y en aquella epoca los pioneros eran solo en primaria.
Buenas fotos y magnificos recuerdos.
Saludos,
Al Godar

Aguaya Berlín dijo...

Saludos, Al!!

La pañoleta llegué a odiarla cuando estaba en secundaria: las muchachitas de 14 y 15 años, grandonas ya, con aquellos trapos en el cuello que daban más calor que otra cosa, hacían lo imposible por esconderlas cuando iban por la calle. Pero si un profe te cogía en esa... el regaño no se ahorraba...