martes, 15 de septiembre de 2009

El Bosque de la Habana

votar
Les confieso que nunca caminé por él... siempre he pasado en carro (coche, auto, pupú, almendrón) pero, que yo recuerde, nunca caminé por el bosque de la Habana, a no ser por el área que hay debajo del Puente Almendares una vez, por un compleaños al que fui cuando niña.

Aquí un par de fotos que hice en julio 2009, también desde una ventanilla, encabezadas por la vista desde Google Earth (lo que se ve a la derecha es el Zoológico de 26):



En la última foto se ve el río Almendares, en el que leí hace poco habían encontrado vida nuevamente. Pobrecitos los peces que vivan allí (en otros tiempos era la cloaca de la ciudad), así como el que no frene a tiempo y vaya a parar a la baranda del puentecito...

Relacionado: un videíto ahí... del Yoyín. No se lo pierdan...
Share |

13 comentarios:

Eufrates del Valle dijo...

El bosque de la Habana era un lugar muy bello y magico en mi infancia. Lastima que el rio Almendares este tan contaminado. Me ha alegrado ver estas imagenes de mi ninez. Gracias Aguaya!

Anónimo dijo...

QUE BELLAS IMAGENES DEL BOSQUE DE LA HABANA.GRACIAS AGUAYA.
SERGIO LASTRES.

Mariposa dijo...

Yo si tengo un recuerdo muy gracioso de cuando era nina y mi tia me llevo a montar una canoa en el Almendares. Ella tenia 15 anos y estaba escapada de la escuela, y se le ocurrio ir con sus amigos a montar canoa y llevarme a mi que tenia alrededor de 8 anos. Nadie sabia remar y por poco nos ahogamos!

Aguaya dijo...

Al final del post incluí un enlace a un vídeo del Yoyín, que puso en los comentarios en Facebook.

Ay, el bosque de la Habana y el Almendares... ay, ay, ay..........

audio video pilar dijo...

hermosas imagenes, desconocia su existencia, espero poder algun dia caminar por alli!

Alejandra Dominguez dijo...

Hola Aguaya:
Gracias por estas fotos. Yo tampoco he caminado nunca por el bosque de la habana. Como voy a Cuba pronto tratare de hacerlo. Por suerte, con esto de ir a Cuba y las cosas que siento por ello he decidido iniciar una serie en mi blog hablando de las que pasamos lo que estamos fuera... que tampoco es facil esto de ser emigrante. Voy a reflejar mis experiencias pero tambien quisiera reflejar las de los internautas asi que les invito a todos los que tengan a bien compartir sus historias conmigo a que las pongan en los comentarios de mi blog (abajo vean la direccion) o a mandarmelas a mi correo (trabucocubano@gmail.com). La discrecion esta garantizada.
Gracias por adelantado
Alejandra Dominguez
http://trabucodealejandra.blogspot.com/

Ariadna dijo...

hola que tal! permítame felicitarlo por su excelente blog, me encantaría tenerlo en mi blog de animes y peliculas .Estoy segura que su blog sería de mucho interés para mis visitantes !.Si puede sírvase a contactarme ariadna143@gmail.com

glazam dijo...

Tus fotos están preciosas, dan deseos de caminar por la zona (cosa que yo tampoco hice). Gracias y un abrazo.

juegos inflables dijo...

que hermosas imagenes, tu blog no solo tiene una gran contibucion cultural, sino que tambien es muy informativo es un placer pasar por qui!

Armienne dijo...

No lo conozco Aguaya...

Chez Isabella dijo...

Yo sí conozco el Bosque de La Habana. Lo he caminado infinitas veces creo que en todas mis edades. De niña solía ir a pasear y luego, en los 90 mi madre trabajaba por aquellos lares.

Mi comentario era más largo pero lo corté. Del tiro me inspiraste un post con fotos recientes que no he subido aún. ¡Gracias!

En otro orden de cosas, gracias también por subir mi ponencia a "La Huella del Blog". Y también por el artículo del profe Orihuela. Ya me descargué el libro en PDF desde Blogia. ¡Material de primera para mis estudios! ;-)

Abrazo.

A Cuban In London dijo...

En los 80 me iba yo para la glorieta que quedaba debajo a descargas con Donato Poveda, Carlos Varela, Gerardo Alfonso, y si estaba de humor esa noche, Santiaguito Feliu. La penna de ellos se celebraba cada dos o tres miercoles a partir de las 8pm. Los arbustos cercanos servian de cobijo a los que querian fumarse su pitico y la vegetacion tambien protegia a los que como yo careciamos de privacidad domestica con nuestra pareja. Magicos tiempos, el bosque apestaba pero con buena musica y lo demas, uno lo aguantaba.

Gracias, agu.

Saludos desde Londres.

Sarinha dijo...

Un bosque para perderse.