martes, 4 de marzo de 2008

¿Qué tal te fue en Cuba?

votar

Así le pregunté hoy a una colega que acababa de regresar de mi país. Su primera respuesta: una mueca en la cara, como preguntándose ella misma "¿por dónde empiezo?".

Me contó que ésta no es la primera vez que va a Cuba. Que fue en el 95 y que la situación estaba muy mala aquella vez. Que repitió en el 2002, por cuestiones de trabajo también y que notó que había cierta mejoría, pero no para todo el mundo. Que en el 2008 ve las cosas igual, sin cambios. Que en la calle la gente no tiene muchas esperanzas de que cambie algo en el país. Que vió mucha miseria y que esta vez le llamó la atención que mucha gente pidiera limosnas para comprarse un jabón de baño. Que ella y su amiga quisieron caminar calles "vedadas para turistas" y que cuando preguntaban por direcciones los mismos cubanos les indicaban pero al mismo tiempo les aconsejaban que evitaran esos lugares. Que ellas insistieron, que no tenían miedo a que les pasara nada sino a coger algún piojo o alguna infección en la piel, porque caminaron por calles muy sucias. Que los cubanos "ricos" los diferenciaban enseguida: esos iban bien vestidos, visitaban las cafeterías y restaurantes, todos con CUCs de sobra (moneda convertible de Cuba, simulando al dólar estadounidense), paseando, comiendo, viviendo. Que ellas tenían CUCs pero que muchos no y que les apenaba la situación de la gran mayoría. Que vieron muchos negocios nuevos (para consumidores con CUCs, por supuesto), que el transporte local ha mejorado (vieron muchas guaguas que en el 2002 ni existían). Que encontraron los precios en los servicios, mercados, hoteles, extremadamente caros, aun con CUCs. Que no se corresponde el poder adquisitivo de cualquier cubano con el de ella y su amiga, que son secretarias en Alemania. Que lo que tenían que pagar por tomarse una Coca-Cola en cualquier esquina (con CUCs, se sobreentiende) era exorbitante. Que en los agromercados "para cubanos" había lo mismo de siempre: algunas frutas, un poco de carne de cerdo y pollos, nada más. Que fueron a Cienfuegos en un auto para turistas que alquilaron y que iban con miedo de volcarse por la cantidad de baches que había en las calles, sobre todo en la autopista. Que la ciudad de Cienfuegos era muy bonita y que estaba muy limpia. Que fueron a Viñales y que les gustó el paisaje. Que no cree, ni ella ni la amiga ni los cubanos que conocieron y que conocían de antes, que cambien las cosas como todos desean. Que esperanzas no tiene casi ninguno.

Eso fue lo que me contó. Yo seguí para mi oficina y no logré concentrarme en el trabajo por el cual me pagan y con el cual puedo comprar una Coca-Cola en La Locomotora de Europa pagando por ella menos de una milésima de lo que gano mensualmente, en un puesto que bien pudiera desempeñar cualquiera de mis colegas que aun viven en Cuba, muy pocos ya, por cierto...

[Veré como convenzo a la alemana para que me preste algunas de las fotos que tiró en Cuba. Ya me las enseñó. Hay algunas muy buenas]
Share |

13 comentarios:

GeNeRaCiOn AsErE dijo...

Es una cr�nica del Capisol, de un pueblo preso y empobrecido por caprichos, prohibiciones y decretos. Lo peor es que uno siempre prefiere esperar a inmolarse. Yo entiendo la falta de expectativas en la gente, por mucho tiempo viv� en la isla en medio de un exilio atroz, pedaleando mi bicicleta con la mente en las nubes y eso es lo �nico que no le pueden quitar a uno, las ganas de escaparse.


pilladera, tony.

Aguaya Berlín dijo...

Dime, el Tony!!

Deja ver si la convenzo man~ana para que me preste algunas fotos... y te paso algunas para el tira-tira, si ella me deja, claro.

Me llamó mucho la atención la comparación que hice, mientras miraba las fotos, de cuando yo vivía allá, de los primeros an~os después de llegar a Alemania, y de ahora. Las calles sucias, los perros durmiendo en medio de la calle, las ruinas, etc., me parecieron siempre muy comunes, o al menos no me preocupé de que así no fuera. Ahora noto tanto las diferencias!!!!!

Al Godar dijo...

Tan dolorosa esa situcación de Cuba.
Yo si tengo esperanzas.
Todo va a arreglarse.
Bueno, casi todo.
Saludos,
Al Godar

Aguaya Berlín dijo...

Yo no sé qué te diga... A veces tengo muchas esperanzas y viene otra opinión así como la de ella o lo que me cuenta la familia (que vive toda allá) y me vuelvo a desanimar... El reloj tampoco se detiene y "nos vamos poniendo viejos"...
Saludos desde Berlín!!

Eufrates del Valle dijo...

Muy bueno este post, Aguaya. Y tan triste! El viejo loco ha convertido nuestro bellisimo pais en una ruina, tal como arruino a la familia cubana.

Oye, estoy dejando los cuentos de Tania para leerlos todos de un tiron, ha sido por falta de tiempo. Pero quiero leermelos todos seguidos. Te contare...

Aguaya Berlín dijo...

Qué tal, Eu!!!!!
Sí, chico, en una ruina... Te tomé la palabra y aproveché que me acaban de regalar las fotos (!!!!) y voy a ensen~arles las que hizo la alemana. Hoy puse la primera serie en un post.

Bueno, todo a su tiempo... Tengo pensado escribir sobre Tania una vez a la semana, porque si me dejan lo hago todos los días y sin embargo también tengo otros temas que me gutaría tratar en el blog, así que no será tan frecuente que leas sobre ella... :)

Un abrazo desde Berlín!

GaviotaZalas dijo...

buena cronica,,,se nos cae a pedazos la Habana,,,y Cuba ,,saludos

Aguaya Berlín dijo...

Gaviota, y lo que duele que un extranjero te diga las cosas así... porque aquí yo no soy turista ni me tratan como a ellos en Cuba, todo lo contrario. Y allá, peor aun con los cubanos mismos...
Saluditos!!

Betty dijo...

que penita....Y lo peor incluso no me parecen esos ripios de lo que un día fueron bonitos edificios, lo peor, lo más devastador me parece la manera en que esa vida miserable ha creado valores degradados para gente, y eso no se resuelve con cemento, asfalto ni pintura,...con qué arreglar la desidia, el desinterés y la manía (o recurso) del robo generalizado para subsistir?

Aguaya Berlín dijo...

Ay, Betty, esos desarreglos pueden costar décadas... En Alemania, a casi 20 an~os de la caída del muro, los cambios en la mentalidad de la gente (de ambas partes) no han sido ni por asomo profundos, según los mismos alemanes...
Me apena el futuro de nuestro país, y de sus gentes...

Betty dijo...

;-((((

Jacqueline Romero Miranda dijo...

Estoy aquí y bueno tragué en seco de leer los comentarios.
Estoy aquí en Cuba, en la Habana y ahora que puedo(tengo algo de dinerito) he visitado otras provincias y puedo ir completando una idea entre lo que dicen unos, otros, lo que vivo.
yo creo que este pueblo en algo es sabio...

Aguaya Berlín dijo...

Pues sí, Jacqueline, mientras viví en Cuba (hasta el 99) no me importaron mucho (o yo diría que eran totalmente normales) las fachadas descoloridas de los edificios, las ruinas por doquier, la falta de entusiasmo de la gente, en fin, la vida diaria en Cuba.

Ahora que vivo lejos ya no me son tan indiferentes... y son más crueles todas esas verdades cuando me las comenta alguien que no es cubana o cubano. Ahí abro más los ojos y trago también en seco...

Habrá que vivir en otro país para darse cuenta de los errores del nuestro (al menos los arquitectónicos, porque de los otros ya muchos nos dimos cuenta desde adentro)? Si fuera así, bienvenidos todos los cubanos al mundo!!!