viernes, 14 de marzo de 2008

Y sigue la huelga...

votar
Ya les conté en un post anterior la huelga en el transporte urbano que por estos días azota Berlín. El único saldo positivo de la huelga, para mí, son las fotos a las tapas de alcantarillas que me encontrado en el camino de la casa al trabajo. Esas se las mostraré más tarde.

Los choferes paran los trenes en el andén y de ahí no se mueven ni con candela:


El tren está vacío y las puertas abiertas pero nadie puede montar:


Lo peor de la huelga es lo que he tenido que caminar todos estos días, bajo lluvia, sol y sereno... y tormentas de nieve. Hoy mismo venía caminando con el cuerpo inclinado unos 45 grados. ¡Qué aire había, ni podía moverme casi! Está bien hacer un poco de ejercicios pero yo quiero hacerlos cuando yo quiera y no de forma obligada.

Y hay para rato...


...porque aquí dice que las negociaciones se interrumpieron y que no se avisora el final de las protestas.

Los trenes urbanos, sin embargo, van a apoyar a los pasajeros como yo que dependen de las guaguas, metros y tranvías. Pondrán a nuestra disposición todos los trenes que consideren, con más vagones de ser necesario. Ellos solos están transportando alrededor de dos millones de personas en todo Berlín, 500 000 más que de costumbre (¡¡al día!!).
Share |

10 comentarios:

Al Godar dijo...

Recibe toda mi solidaridad!
Aquí afortunadamente no hay huelgas a menudo. Yo no he sufrido ninguna aun.
Lo que si hay es mucha nieve!
Saludos,
Al Godar

GeNeRaCiOn AsErE dijo...

Que sensación mas rara me da todo esto de saber que hay una huelga de tal magnitud en Alemania, que es el país donde se supone que todo sea razonable, que la gente se arreglen hablando y donde al final impere la Constitución del Sentido común. Nada, son lecciones de que en cualquier parte del mundo somos primordialmente los mismos.
Agua, que buena la primera foto vieja. Me parece estar ahí.
Hoy he trabajado 14 hrs! Es duro bloguear luego de un día así.
Un abrazo, tony.

GeNeRaCiOn AsErE dijo...

Hola Agua,
Es maylin, oye consigue una bici, como en los viejos tiempos... digo si no es muy largo el recorrido.
Un saludo con afecto,
maylin. ;)

Aguaya Berlín dijo...

Pues Maylín, no lo creas, lo he llegado a pensar al menos... lo de una bici... Y no es que no me guste caminar del todo, sino que caminar con la cartera arriba, algún libro para leer, la laptop (que pesa lo suyo), papeles del trabajo, algo que compre por el camino, y de paso la niña si tengo que llevarla o recogerla del círculo, redondean una interesante suma en kilogramos que llevo encima, que no son nada agradables de llevar cuando el tiempo, además, no pone de su parte. Ah, el abrigón también pesa una buena parte de los kilos...

Y sí, Al y Tony, vivir esto en carne propia es muy raro pero me solidarizo al mismo tiempo con los choferes, que exigen lo suyo y esa es la única forma de hacer presión para intentar conseguirlo.

Saludos para los tres!!!

lola dijo...

Hola Agua, aquí los maestros llevan una huelga interminable y no acaban de ponerse de acuerdo, los padres que trabajan están desesperados porque no saben qué hacer con los niños. Pero bueno, son cosas de la democracia, al menos la gente puede reclamar lo que consideran justo, lo que pasa es que eso siempre termina perjudicando a otros. Hace unos años tuvimos una huelga de estibadores y eso si se puso bien feo porque claro la gente no estaba de acuerdo, hay que tener en cuenta que aquí el 99% de la cosas se importan, y eso de ir a la tienda y no encontrar un litro de leche es bien chungo.
Saludos!

Eufrates del Valle dijo...

Solidaridad contigo, Aguaya. Yo pase aqui la huelga de transporte del 2004 o 2005, uno de esos anos, era diciembre. Y lo desordena a uno en todos los sentidos. Pero a veces no les queda otra. Y suerte que por alla existan sindicatos. Aqui en NY quedan algunos, muy pocos, las corporaciones los estan eliminando y no es justo, sobre todo cuando los empleadores son muy avaros y abusadores.

Aguaya Berlín dijo...

Lola, me parece bien que la gente al menos pueda reclamar lo que considere justo. Hay casos, sin embargo, donde no perjudican a quienes debieran, sino a otros que no tienen culpa alguna, como los niños en la huelga de los maestros donde vives, por ejemplo.

Por cierto, el gobierno de Berlín reafirmó que no hay justificación ninguna para que los niños falten a sus escuelas (aquí es obligatoria la escuela) por motivos del transporte: se supone que deban vivir en las cercanías de la que les toca. Ahora, cercanía 10 cuadras con un niño de 7 años tiene otro significado que para alquno de 12, no?

Un beso para ti, Lola!

Aguaya Berlín dijo...

Eu, el desorden es tremendo, tienes razón!

Sí, chico, ya he oído eso de los sindicatos por allá... Aquí inventan uno por cualquier cosa pero no se puede negar que apoyan mucho a sus trabajadores, con elementos de peso. A veces quieren imposibles, pero otras, demandan lo justo.

Bueno, y cómo te las arreglaste en la huelga que dices? Porque yo siempre uso el metro y las guaguas pero tengo la alternativa ahora de los trenes, que me quedan más lejos pero que me llevan al trabajo, suerte que no tiene todo el mundo.

Betty dijo...

sigue la cosa!!! Agua estoy un poco perdida, pero esperaba que la patronal de transporte hubiese llegado ya a un arreglo con los choferes;-((( Creo que debían rebajar los tickets de un mes a los usuarios, que no tienen la culpa del conflicto y también pagan las consecuencias...Buena idea de Maylin, como la cosa pique y se extienda coge la bici de tu esposo y ponle un asientico para la peque;-D será mejor que las caminatas

Aguaya Berlín dijo...

Betty, de verdad que le he dado vueltas a la idea de la bici... pero qué va, no me acabo de convencer :)

El trauma de Cuba con la mía para todos lados todavía no me lo quito de la cabeza... Allá la tuvo mi papá hasta el otro día prácticamente. Creo que se la regalaron a un primo mío...