lunes, 8 de junio de 2009

La espontaneidad planificada no existe (1ra parte)

votar

No pretendo echar más combustible al fuego, que ya ardió bastante, pero no quería dejar pasar por alto un post como el de hoy. A una semana de la blogacción tan controvertida del 1 de junio pasado, he ido a parar directo a un libro que retomo una y otra vez: Tus zonas erróneas, de Wayne W. Dyer, que me regalara una amiga argentina en diciembre de 1997.

El título de este post es una cita de Wayne, y el siguiente texto, también:

"La espontaneidad quiere decir ser capaz de ensayar cualquier cosa de repente, tomando la decisión de hacerlo en un momento, simplemente porque es algo que te gusta y de lo que puedes disfrutar. Puedes incluso descubrir que no disfrutaste haciéndolo pero sí disfrutaste con el hecho de probarlo. Es muy probable que te ataquen diciendo que eres un irresponsable y un imprudente, pero, ¿qué importa la opinión de los demás si lo estás pasando maravillosamente bien descubriendo lo desconocido? Hay mucha gente que por ocupar puestos importantes encuentra que es muy difícil ser espontáneo. Viven su vida sometidos a cánones rígidos sin fijarse en lo absurdas que son muchas de las normas que respetan ciegamente.
[...]
Hay pautas oficiales para hablar y pensar y cualquier pensamiento que se aleje de éstas no es bien recibido. Los hombres que siempre dicen sí no son hombres espontáneos. Sienten un terrible miedo a lo desconocido. Se adaptan. Ellos hacen lo que se les dice. Nunca discuten lo que se les dice sino que más bien se aplican con rigidez a hacer lo que se espera de ellos."

Wayne escribió Tus zonas erróneas en menos de dos semanas, en el año 1976. Hasta hoy el libro ha vendido más de 32 millones de copias en todo el mundo y ha sido traducido a más de 48 idiomas.

Pasados 30 años la espontaneidad planificada sigue sin existir, y seguirá así querámoslo o no, nos moleste o no. Apoyarla o criticarla pensando en qué podrán decir los demás es otra cosa. Ahí puede que tengamos algunas zonas erróneas como las que describe Wayne en su libro. Yo repartiría de buena gana unos cuantos ejemplares del mismo en la blogosfera cubana.

(Continuará...)
Share |

11 comentarios:

Anónimo dijo...

interesante, en realidad... no existira por ahi en pdf?

Arzack Zamyatin D-503 Мы dijo...

"Nada de lo humano me es extraño".

por cierto felicitaciones por tu nueva "experiencia" de votar en un contexto "continental" tan contradictorio y diversificado como encontrado en sus opiniones...

"...Algún día yo me iré
Y seré libre
Y dejaré tras de mi a los estériles
A su segura esterilidad
Me iré sin decir dónde voy
Y caminaré a través de un campo baldio para allí dejar el mundo
Y alejarme luego despreocupado
Como un Atlas sin empleo."
J. Kavanaugh

te abrazo.. te acompaño...
por el "camino" escuchandote y recordando...

Aguaya dijo...

Hola!!

Anónimo, síiiii, el libro está en pdf en varios sitios en Internet. Si buscas en Google por el nombre, enseguida darás con él. Muy buen libro, la verdad.

Arzack, me encanta tu blog!! Ya lo he caminado de arriba a abajo un par de veces... qué imaginación, madre mía!!! El cartel del "supuestamente presente" me encanta... y el sello de la mosca en la leche no tiene desperdicio... :-)

Saludos espontáneos!!!

GaviotaZalas dijo...

q vivan los errores nacidos de la esponeidad!!!,,,espero la segunda parte,,,

saludos

Laberintos dijo...

Me gustaba leer ese libro hace años y en vez de tus zonas erróneas, jugabamos a burlarnos y decirle: tus zonas erógenas!

estodevivir dijo...

Esto precisamente pensaba yo, con respecto a toda la algahara que se ha formado. Fué un llamamiento espontáneo, al que apoyé, porque, en esencia, era para llamar la atención del mundo sobre la falta de libertades en Cuba, no precisamente para complacer o dejar de complacer a parte de los blogeros cubanos y digo parte, porque yo me considero tan cubana como el que más, aunque viva fuera de Cuba.Espero la segunda parte.

A Cuban In London dijo...

Primero que todo, felicidades por votar en las elecciones europeas. Que placer, eh! Nada de altavoces que te despiertan a las ocho de la man-unga diciendote: "Compan-ero, la patria te necesita, ciudadano, a votar!".

Segundo, mas que leerlo, deberian ponerlo en el curriculo bloguero de cada aspirante a integrarse a la blogosfera.

Muchas gracias.

Saludos desde Londres.

Silvita dijo...

Tomo nota. Gracias, Agua.

estampado remeras dijo...

Es un libro para releer yo tambien lo tengo y me gusta muchisimo.

Diego - Sorteos Gratis dijo...

Que cierto eso que dice. "La espontaneidad planificada no existe" a ser sinceros nunca me puse a analizarlo, pero tomándome un tiempo es cierto, dejaría de ser espontaneidad eso.

Que cierto también el hecho de los errores causados por la espontaneidad, muchas veces con tal de conseguir una sonrisa, una aprobación, decimos lo primero que se nos viene a la mente y pum! quedamos mal ante un grupo de gente.

Pero que bueno es cuando esa espontaneidad consigue sonrisas, que bueno

Helen Maran dijo...

Me gustaron mucho las 4 entradas, las disfrute, gracias y saludos desde israel.