martes, 16 de diciembre de 2008

La Fiesta de San Martín con faroles y caminata

votar
Desde hace unos días estaba por contarles sobre la Fiesta de San Martín y el recorrido con linternas de papel y faroles que hicimos en el Kindergarten que visitan mis dos niños. Hoy es que encuentro un "huequito" en el blog...

Se trata de una fiesta que se celebra todos los años alrededor del "Día de San Martín", el 11 de Noviembre, con orígenes en la Edad Media (época entre los años 500 y 1500). Ya no tiene carácter estrictamente religioso sino que tal celebración ha pasado a formar parte de las tradiciones populares, sobre todo en los países de Alemania, Austria y Suiza. No está documentado aún históricamente, pero se cree que tales fiestas son las antecesoras de la anglosajona Halloween.

Las tradiciones asociadas a la fiesta incluyen las comidas típicas donde el ganso asado no debe faltar, los cantos alegóricos y el recorrido con linternas de papel y faroles. De las dos últimas puedo dar fe de cómo los niños las preparan con días de antelación para luego disfrutarlas en compañía también de los padres.

Las seños y "los" seños, porque también hay dos hombres educadores, del Kindergarten son los encargados de adornar el patio del mismo. Vasos de cristal decorados y pequeñas lamparitas son colocadas en los caminos para alumbrar el recorrido de San Martín (antes) y de los niños (ahora):


Al principio el embullo es creciente y mis niños llevan en sus manos las lamparitas de papel y los faroles que días previos construyeran y pintaran ellos mismos. Al chiquito lo ayudaron, claro está...


El farolito no es difícil de hacer. Se trata de una botella plástica de agua a la que se le corta la parte superior y se reviste por fuera con papel coloreado y decorado.


Puede ponerse una pequeña velita en la base, por dentro, pero también se venden unas varitas a las que está acoplado un bombillo pequeño, que es el que alumbra, y un aditamento con melodías cortas.


Tal y como les avisé: al principio, todo bien. Más tarde los niños se cansan de llevar todo el tiempo los faroles en las manos y terminan así, "llevados" por el coche :-)


Una fogata no puede faltar, el fuego (sagrado) como ritual de fertilidad (en la tradición pre-cristiana), alrededor del cual se cantan canciones que aprenden también los niños días antes.


La mía nos tenía mareados en la casa a mi esposo y a mí, que hasta yo me aprendí algunas estrofas... En la fiesta gritó de lo lindo, ¡se las sabía todas!


Después de la fogata y los cantos, hubo de comer: nada de ganso pero sí chocolate caliente, té, vino navideño, pan con salchicha y dulces que el Kindergarten "aporta" y vende luego por precios simbólicos (centavos de Euro) para recaudar algunos fondos.

Más tarde comienza el recorrido. En otros lugares supone a los niños tocando de casa en casa pidiendo a los vecinos caramelos y frutas. En el Kindergarten fue una vuelta a la manzana, todos juntos, cantando también las canciones. El chiquito mío iba en su coche porque ya camina pero no tanto, pero la grande caminó todo sin protestar, al contrario: iba de lo más entusiasmada al lado de sus amiguitas. Con nosotros a veces se pone majadera y quiere que la carguen...

Una fiesta bonita, tradición entre tantas que son nuevas para nosotros en este segundo país en que vivimos. No las conocemos ni son parte de nuestra infancia o vida, pero para los niños sí lo serán, así que habrá que aprenderlas. A mí me recordaron cuando en mi Circulo Infantil habanero, por allá por el 72 o el 73, me hicieron un día "Estrellita" y hubo una fiesta grandísima, con cantos, desfile de trajes, payasos, y ya no me acuerdo de mucho más. Lo de Estrellita debe haber sido por portarme bien: yo era bastante tranquilita y me gustaba lo mismo recitar, que cantar, que bailar. Nada de eso lo he seguido después... bueno, sí, en la ducha canto a veces :-)
Share |

9 comentarios:

monica dijo...

Dagmar
Nosotros tambien tuvimos nuestro desfile de St. Martin, la lamparita de Victor Angel no era de una botella plastica, sino de carton, con la forma de un canguro. Los ninnos tambien se habian aprendido las canciones y hasta una pequenna obra de teatro nos hicieron. Aqui un padre se vistio de St. Martin y espero a los ninnos al final del recorrido, al lado de la fogata, pero no lograron engannar a los ninnos, uno dijo "St. Martin es mi papa" :).

Noelplebeyo dijo...

En España, el refranero está relacionado con el día de la matanza...ya sabéis " a todo cerdo le llega su S. Martín "...y es cuando las familias, en los pueblos, rodean al mejor amigo del hombre y empieza el ritual,con la carne, la sangre...una fiesta difícil de ver, si no eres de campo, pero muy importante...era el sustento de una familia para un año. Curioso esto que cuentas de centroeuropa...

Salva dijo...

Ich geh mit meiner Laterne und meine Laterne mit mir........

Alle Jahre wieder. Dieses Lied, wohl das bekannteste für die Kinder Deutschlands. Oder zumindest eines der Bekanntesten.
Damals zu meiner Kindheit, eisige Kälte und Laternen die abbranten. Nicht alle waren mit Batterie und Glühllämpchen, aber viele mit Kerzen im inneren. Passierte also leicht, dass wenn ein Kind diese schwenkte, die Laterne schnell verbrannte. Was nicht ungefährlich war! Dann gab es noch die Fackeln, übel für Kinder. Aber ich rede von alten Zeiten. Gott sei Dank wurde man den Gefahren bewusster.

Eine Alte Tradition die wohl nie aussterben wird.
Ich denke Deutschland ist eines der Länder wo diese schöne Tradition am besten zelebriert wird.

Lieben Gruß aus Köln,
Salva :)

Diliviru dijo...

Bonitas tradiciones. Es precioso ademas poderlas compartir con tus hijos de una manera tan magica. Felicidades!!!

glazam dijo...

Según describes, efectivamente, Halloween es algo similar. Muy bonito que los niños construyan sus linternas y faroles. Imagino cuánto lo disfrutaron.
Cariños.

A Cuban In London dijo...

Que hermosa tradicion, agu. Muy bonitas las fotos.

Saludos desde Londres.

Aguaya dijo...

jajaja, Mónica, así que uno mismo descubrió quién era San Martín!! qué risa me ha dado... La mía tuvo en el Kinder la fiesta navideña y vino diciéndome que la Papá Noel no era un hombre sino una mujer, que cómo es eso si las mujeres no tienen barba... Dime tú...

Qué tal, Noel! Curioso lo que me cuentas también. Una misma celebración y mira qué diferente...

Salva, "esa" canción de la Laterne ya me la sé hasta yo de memoria! Es linda, ¿sabes? Hay tantas tradiciones! es verdad... muy lindas.

Dianita, qué suerte poder compartirlas con los niños. Así nos enteramos, pues, si no, ni modo.

Mi querida Gladys, así es, muy probablemente que sea antecesora de Halloween, eso dicen. Este año no tocó a la puerta ningún grupo de niños pero el pasado sí, y la gritería que armaron cuando les llenamos un sombrero de chucherías fue tremenda.

Cuban, gracias por pasar. Te debo visitas... lo sé :-( Por allá paso enseguida...

Un abrazo para todos,
AB

E-migrad@ dijo...

Con tu relato me hiciste recordar mis días en el Kindergarten, hace ya, muchos años... las mañanas en que preparábamos las farolas para St.Martin y a Tante Tita, mi maestra, que con tanta paciencia iba de mesa en mesa para ayudarnos.

Gracias por el recuerdo!

Malxir dijo...

me podrias colaborar con alguna de las canciones que se entonan en este evento....
Muchas Gracias