lunes, 29 de diciembre de 2008

Un paseo por Colonia: Entre amigos y bloggers

votar
Para cubanos como yo, que vivimos alejados de nuestras familias y del país donde nacimos, celebrar Navidades en compañía cubiche es una ocasión especial. No tanto por las Navidades en sí, pues en Cuba estuvieron oficialmente prohibidas durante muchos años y la tradición se fue perdiendo en muchas familias al punto que yo y mi generación podemos hablar casi nada de ellas, sino por la oportunidad de compartir con otras personas a las que nos une un pasado o un presente relacionado con Cuba. Con tantas familias cubanas divididas y "regadas" por todo el mundo como habemos, pasar unos días con amigos cubanos es todo un lujo. O con calor "como el cubano", pues de italianos también trata este post.

Curioso: creo que es la primera vez que entre cubanos no hablamos de Cuba. Nos habremos dicho a nosotros mismos ¿para qué? Así que casi todo el tiempo los temas fueron los planes futuros y los niños. Yo me fui para Colonia con los dos míos y llegamos a casa de Mónica y Danilo a romper la rutina diaria con corre-corres de infantes, sesiones de mono ve, mono hace, y saltaderas en la cama, niño de ellos incluido.

Paseos hubo también en el programa y el primero de todos fue al Mercado navideño, como ya les conté. En el Museo del Chocolate quisimos repetir pero estaba cerrado, así que bordeamos el edificio y la velada terminó echando hojitas al río Rin (Rhein, en Alemán):

¡Ésta es mía! ¡No, tira tu ésta! ¡Dame ésta a mí! ¡Ahora me toca a mí! Etc., etc.

El momento más esperado por nuestros rubíes fue el de abrir los regalos que trajo Papá Noel. A mí Papá Noel nunca me trajo regalos. Cuba está muy lejos, quizá...
Tú eres muy chiquito. ¡Yo te abro tu regalo!

Si les hubieran visto las caras...

¡Mira, mami, lo que yo quería!

A mis padres les trajeron los regalos los Reyes Magos, cada 6 de Enero. A mí y a mi hermano, nadie: nosotros íbamos a buscarlos a la tienda, según el día que nos tocara en suerte (casi siempre del tercero en adelante, de entre 6 posibles). La cantidad de juguetes por niño, limitada: tres en total, un básico (el más grandecito, como una bicicleta para los más afortunados del primer día), un no básico (uno intermedio, como una muñeca) y un dirigido (un juego de yaquis, por ejemplo). Y ya, pare de contar.

Unas horas más tarde nos pasaba a buscar Salva a mí y a mi pequeña tropa. Después de una escala turística de la que ya les contaré, nos llevó a su casa y allí compartimos con su acogedora familia. Qué bien la pasé. ¡Que viva Italia!

Salva hizo migas con Diego

El almuerzo en casa de Salva estuvo impecable pero cometí un tremendísimo error: repetí lasagna. Estaba exquisita, deliciosa, riquísima. Me comí dos porciones, de unos 10x15 centímetros cada una, por unos 4 de alto. Y es que se trataba del ¡entrante! Yo no sabía que la pasta en general se come como entrante (en Italia). Cuando vi a la esposa friendo unos bistecs y preparando la mesa otra vez, abrí los ojos con sumo asombro... "ese" era el almuerzo realmente: bistec empanizado, papas asadas, ensalada. Comí muy despacio para no dejar nada en el plato.

La esposa de Salva, a mi izquierda, puede pasar muy bien por cubana. Se parece a una amiguita mía de la Universidad

Después vino el postre, otro 10x15 pero esta vez de tiramisú a la italiana (que no como lo hacen los alemanes) y un café como al que estamos acostumbrados los cubanos: una tacita contundente.

¡El reloj caminó tan rápido! Yo me hubiera quedado más tiempo...

La pasamos muy bien y los niños, también (los 3 de Salva me parecieron muy tranquilos, vamos a ver cuando los míos crezcan).

Ah, y hablamos de blogs, ¡claro!

Otras fotos y comentarios los ha colgado Salva en su blog.

Yo la pasé de maravillas estos días que visité Colonia: como en casa. Entre cubanos e italo-alemanes, de verdad que no puedo quejarme. ¿Cómo la habrá pasado mi familia en Cuba? Ya me enteraré por email en algún momento...
Share |

22 comentarios:

~Zurama~ dijo...

Pasaba por aqui, despues de visitar el blog de Salva. Que comida tan rica describes.

Felicidades por tu linda familia, los ninos es lo mas grande que tenomos.

Grasias por compartir tu experiencia.

:)

glazam dijo...

Qué bueno lo hayan pasado tan bien y entre amigos. Lo de comer un poco más es inevitable en esta época e imagino que todo lo que les brindaron fue muy bueno. Los niños preciosos, tanto los tuyos como los de los amigos. Un abrazote.

Anónimo dijo...

Dice usted que en Cuba está prohibida la Navidad. Pues que suerte porque aquí es obligatoria.
Cuantos juguetes considera usted que son necesarios para que un niño sea feliz...durante una semana, porque después acaban arrinconados en cualquier armario.
A ustedes no los atrae la libertad, sino el dinero. Si fuera la libertad emigarían a Jamaica o a Haití que están más cerca.

Muy Cubana dijo...

Los cubanos estamos hartos de prohibiciones u obligaciones, queremos que se nos deje a nuestra consideracion lo que debemos, o no, hacer o celebrar, siempre dentro de los valores humanos y sociales.
Queremos poder dar a nuestros hijos lo que deseen y mas que nada lo que necesiten.
Y sobre todo, los cubanos amamos LA VIDA.
Que lastima que no nos conozcas ANONIMO.

Aguaya dijo...

Ah, un "Anónimo(a)"... Voy por partes:

No lea a la ligera el Español que escribí. El texto dice que "ESTUVIERON OFICIALMENTE PROHIBIDAS" las Navidades y no que "ESTÁN PROHIBIDAS". SÍ estuvieron prohibidas durante muchos años en Cuba y no fue sino hasta después de la visita del Papa Juan Pablo II en el 98 que vino a cambiar un ápice el cómo los religiosos eran considerados por el Estado cubano y el país en general, incluida la celebración de las Navidades que, por cierto, debe celebrar el que le dé la gana y no el que le dé la gana a ningún gobierno.

¿Que cuántos juguetes considero son necesarios para la "felicidad" de un niño? NINGUNO. Lo que sí considero una intromisión en la vida familiar y el desarrollo de un menor de edad es regularle los juguetes que debe tener en un año (3) y el tipo de los mismos, limitando a los padres y a los mismos niños en sus deseos y prioridades. Por suerte ese monstruoso invento ya no existe hace años: simplemente "se fueron del país" los juguetes "regalados" de los países ex-socialistas.

Ahora no es mejor: el problema de los juguetes para niños todavía es muy grande en Cuba. Eso sí, el Estado se frota las manos con los altísimos y jugosos precios que pone a los pocos que vende, todos en una moneda que no es con la que paga a sus trabajadores...

De libertad y dinero mejor no hablemos... ni tiene nada que ver con este post ni me voy a dar por aludida con su ofensa... Mezclar esos temas con el contenido aquí escrito no solo es inmaduro y oportunista sino que poco inteligente y fanático. Ahora entiendo entonces por qué dice que, donde vive, las Navidades "son obligatorias". Pobres de los que le rodean, sinceramente...

Es más, le doy tres consejos:

1- Lea bien antes de escribir un comentario o repase la lectura del Español, cuidadosamente.
2- Si no quiere celebrar Navidades y se sentirá amargado por no ser capaz de romper con un compromiso social al cual está atado, enférmese la próxima vez y quédese en cama leyendo un libro. La pasará mejor.
3- Y si va a Cuba algún día, lleve en su maleta un juguete para el primer niño que se encuentre en la calle. Ya le verá la cara y me dirá después...

Zurama, Gladys, Muy Cubana, gracias por la visita. De verdad la pasé muy bien, como en familia. Es muy agradable compartir sin restricciones u obligaciones más que las que nosotros mismos nos imponemos, en este caso, ningunas. Los niños siguen jugando con sus juguetes, con los nuevos y con los viejos, y yo los enseño a cuidarlos y a compartirlos, aunque el chiquito viene y se lleva el primero que encuentra y ahí la grande empieza a protestar... :-)

AMAR dijo...

Puede estar segura/seguro, señora/señor Anónimo, que si se da usted una vueltecita por Jamaica o Puerto Príncipe, por Santo Domingo o Bolivia, encontrará cubanos allí. Por supuesto que hay menos, pero eso no es más que una consecuencia de los flujos migratorios, no de una selectividad artificiosa con la que nos acusa... desde Cuba hay más vuelos a Madrid que a Tegucigalpa, eso es una realidad, no una suposición.
Esto de que los cubanos emigramos por dinero es una falacia, que no por manida se hará verdad.

Disculpa Aguaya por la intromisión.

Aguaya dijo...

Siéntase Ud. libre de publicar sus comentarios, AMAR. Claro que no es intromisión su visita.

Saludos desde Berlín, para todos,
AB

Salva dijo...

Ciao Dagmar :)

Grazie mille :) mi fa´ molto piacere come hai descritto l'incontro.
E´ stato molto piacevole avervi avuto qui. I tuoi figli sono speciali! La bimba molto simpatica e sicura di se`, una piccola Powerlady come sua mamma ;) il piccolo, adorabile, semplicemente stupendo!!!!
Sorry per la lasagna, dovevo avvisarti prima che era solo il primo piatto....ehehehhehe.... ma mi piace sorprendere ;) E mi fa molto molto piacere che ti e´ piaciuto.
Sai, sei stata fortunata che la porzione del Tiramisu´ non l'ho tagliata io, altrimenti avevi di piu´ da lottare per mangiarlo ;)

Che si ripeta presto questo bel incontro :)

Un grande abbraccio per te e famiglia Dagmar,

Salva :)



Due righe al Anonimo:
Anonimo, ho letto bene? chiami una fortuna che una festa, un diritto di persone, sia vietata?
Scrivi che giocattoli che si regalano ad un bimbo o bimba, dopo breve tempo, parcheggiano dentro i guardaroba? Bene, prima di tutto: Ogni persona ha il diritto di celebrare feste, incontri, e allegrie, come vuole. Nessun regime, nessuna persona, questo puo´ deciderlo su altri!!!! secondo: non hai nessun abito, jeans, o altro che non parcheggia in un armadio? nessuna catenina, braccialetto o altro? O indossi ogni giorno sempre quello che hai?
Immagina un po´, io ho ancora qualche giocattolo in cantina di quando avevo pochi anni di vita. Chi li usa? nessuno! pero´ per me sono tesori!! Perche´ mi ricordano le persone che me li hanno regalati, o giorni speciali quando ricevetti da bimbo questi regali!!!!
Non si tratta quindi di consumismo celebrare il Natale, ma e´ un occasione per staccare la mente dai problemi giornalieri, per caricarsi dentro, per incontrare persone speciali come ho fatto io, e godersi della loro piacevole compagnia! E dare regali a un bambino, la soddisfazione e´ quella di rallegrarsi nella sua gioia, nella suo luce che riflette attraverso gli occhi, di aver ricevuto quel regalo!!
Per me questo Natale, incontrando Aguaya e la sua bella famiglia, e´ stato un dono enorme.
Perche´ ci siamo scambiati esperienze, su usanze in Italia, e su usanze di Cuba. Multicultura totale, e scambi di tradizioni.
Questo e´ il bello di persone le quali origini sono terre diverse, ma che in fondo sono uguali. Perche hanno la voglia di comunicare, conoscere, e condividere le piccole ma preziosi cose e momenti della vita, scambiandosi anche un po´ di cultura generale.

Non ti piace il natale Anonimo? approvi che sia proibito a Cuba? Bene, credo che Aguaya ti abbia dato gia´ i consigli giusti in questo caso!!!!

E come ti ha gia´ detto, credo davvero che in questo post, sia veramente inopportuno una critica del genere come lhai fatto tu Anonimo.
Specialmente se e´ fatta da un ANONIMO!

Eufrates del Valle dijo...

Welcomeback Dearest!
Te extranamos mucho; buen sintoma, de que ya tu voz digital es parte de nuestra cotidianidad en casa.

Lindo post, agridulce. Me alegra mucho ese encuentro entre ambos bloggers cubanos, y ese encuentro de ninos felices que no tendran que pasar por el holocausto psicologico en que crecimos nosotros.

Para el imbecil (perdona por el tono, querida Aguaya, sabes que no es mi estilo, pero no encuentro otro nombre)... bueno, para el anonimo imbecil que pregunta cuantos juguetes son necesarios para hacer felices a los ninos: TODOS LOS QUE SUS PADRES PUEDAN PROPORCIONARLE CON EL FRUTO DE SU TRABAJO, para que aprendan desde pequenos a seleccionar, romper, armar, y desbordar sus imaginaciones.

Tuve la suerte de vivir las Navidades hasta, digamos, mis 10 anos de edad. No tengo consciencia si estaban prohibidas ya y/o mi familia las celebrara de todas formas.

Aquellos 6 de enero, despertando tempranito con mis hermanos, y correr al arbolito a ver que nos habian traido los Reyes, esa sensacion de abrir cajas y comenzar a identificarte con las primeras propiedades privadas que tiene el ser humano, sus juguetes, esa sensacion magica de la temporada, es priceless para un nino.

BTW: Aguayita es tu retrato en miniatura. No sabia que Salva tenia blog. Lo visito.

Neysa G dijo...

Bellisimo post. Que bonita la reunion con Salva. Por lo que cuentas de la comida, se me hace la boca agua. Sabes que? No se desde donde escribe ese anonimo, segura estoy que de USA no debe ser. LLevo una hora revisando las leyes y no encuentro nada referente a las navidades obligatorias. Los niños no necesitan muchos juguetes para se felices, como dice Eufrates; todo depende de cuantos les puedan proporcionar sus padres. Claro, si eres como yo que nunca tuve Navidad, ni tampoco Reyes Magos, les das a tus hijos los que les tocan a ellos y los que te faltaron a ti. Porque gracias Dios vivimos en paises libres que nos dan el derecho a decidir lo que les debes dar para comer, vestir, jugar y educar.
Consejo para el anonimo; cuando te encuentres el closet lleno de juguetes sin usar, reunelos en una bolsa y llevalos a la iglesia mas cercana, ellos se encargan de enviarselos a otros niños que los necesitan.

Diliviru dijo...

Agu: Felicidades por ese encuentro, es hermoso poder conocer cara a cara a personas que consideramos parte de nuestra vida gracias a los blogs. Tus bebes estan hermosisimos, y la familia de Salva es maravillosa, ya he tenido oportunidad de conocerla "virtualmente".

En cuanto al anonimo ese, no merece la pena de desmentirlo, pobre hombre deberia dejar de vivir en el error.

Preciosas Fotos, muchas gracias por compartirlas. Te he extrañado por mi blog... Felices fiestas

un abrazo enorme a ti y a tu familia

papelbit dijo...

Oportunísima respuesta Agua¡
Me alegra que los bloguers se conozcan, y que los niños jueguen entre ellos, más.
La estratagema de los que hacen estos tipos de comentarios no es otro que el de de decir cosas incoherentes, sin sentido. No demos mayor importancia¡
Saludos¡

lola dijo...

Hola Agua, me alegro que hayas disfrutado de la visita, me he reído mucho con lo de la lasaña, yo tampoco sabía que eso era el entrante, y con lo que a mi me gusta, hubiese hecho lo mismo.
No cojas lucha con lo que dice el anónimo, mira yo celebré navidades en Cuba, que se celebraron hasta el 68, en el 70 que fue cuando yo me marché dieron turrones, pero las navidades las celebraron en julio por eso de la zafra de los 10 millones, que lógicamente eso no era navidad, si nos remitimos a lo que en realidad significan. En España, mis primeras navidades fueron muy tristes, y hasta que no me casé, ya con mi familia propia, no las celebré con gusto. Ahora, ya no me gustan tanto, porque es cierto que hay mucho consumismo y además una va cambiando con los años, pero que a mi no me gusten no quiere decir que me dedique a amargarles la vida a los que quieran celebrarla y cómo quieran celebrarlas.
De juguetes, a mi hija le compré siempre lo que me pareció que podía permitirme, le enseñé a cuidarlos y cuando ya no los usó y estaban en buen estado los dejé en un centro de recogida. No me siento culpable por haberle comprado juguetes ni me siento culpable por vivir en una sociedad consumista. Aquí nadie obliga a nada, si no quieres tener 30 pares de zapatos, siempre que puedas permitírtelo, pues tienes dos pares, pero nadie te controla, ni te dice lo que puedes o no puedes tener, y así en otras cosas ¿qué voy a comentarte que tú no sepas ya?
Bueno, ya está bien de discursos, que creo que de eso ya estamos todos saturados :), deseo de todo corazón que tengas junto con tu familia un buen año 2009, lleno de amor, que es lo más importante.
Un beso desde Canarias,

Aguaya dijo...

Qué tal, Salva, Eu, Neysa, Diana, Amaury y Lola!!

En las Navidades lo primero que me viene a la mente es la familia (desde siempre), los regalos para los niños (desde que nacieron los míos y para ellos, pues entre mi esposo y yo no nos hacemos, falta de costumbre quizá...), la comida tradicional, los amigos, el calentamiento global, un buen libro, las matas que tengo que regar, la cucaracha que hace años no veo, en fin, todo, menos los anónimos acomplejados :-)

Un abrazo para todos ustedes!!!

glazam dijo...

Tras el anonimato se esconde la cobardía. Si se siente la necesidad de decir cosas aunque sean como esas falsedades que dijo: de la cara, sea hombre o mujer. Mientras tanto, crezca, ilústrese, conozca al pueblo cubano y se llevará grandes sorpresas al darse cuenta de su ignorancia.
Gladys

Mickey dijo...

La Navidad cuando mas se disfruta es cuando se tiene alrededor a los fiñes. Que contento me pone tu post Aguaya. Me refiero al buen rato que pasaste tu y los tuyos.

Sabes, eso que te paso de sorprenderte que no se hablara de Cuba entre cubanos, así me pasa con unos socios míos de la infancia. Todos salimos de Cuba hace años y la primera vez que nos reunimos y no hablamos del tema cubano me choco. Eso fue hace tiempo y ahora pasa frecuentemente cuando nos reunimos. Confieso que me choca y me las arreglo para hablar de Cuba pero últimamente si no sale a flote el tema simplemente dejo que pase la conversación. Es mas, ya casi ni hablan del lugar donde nacieron. Es verdad que en el caso de mis socios y yo, salimos de la isla muy pequeños.

Aguaya dijo...

Un beso, Gladys!

Qué tal, Mickey! Pues sí, los niños acapararon toda nuestra atención y de Cuba ni nos acordamos... Creo que yo hice algún cuento corto pero ni seguimos después... Será que se nos está olvidando la Isla? o autoprotección contra el desarraigo?

Un abrazo,
AB

Anónimo dijo...

Es simpático meterse en un blog de gente "sabia" que celebra "navidades" para conmemorar no se sabe bien que, que cree en dioses, en resurrecciones, que habla de la libertad sin saber bien de que está hablando y que se cabrea insultándome (inmaduro, oportunista, poco inteligente y fanático)) cuando doy en el clavo (el que se pica ajos come, en expresión castellana).

Lo de que no emigran por dinero...

Si el régimen cubano no contara con apoyo popular no duraba un cuarto de hora debajo de la bota del imperio.

¿Están hartos de prohibiciones y obligaciones? Y yo también. Ya me contarán dónde no las hay.

¿Que los cubanos aman la vida? Que profundo. Como los franceses, los rusos, los australianos,... Hasta los carceleros de Guantánamo aman la vida (la suya, claro).

Para dar "consejos" hay que poseer sabiduría y no arrogancia (que es la máscara de la ignorancia).

De los que me puedo creer que defienden la libertad "o su idea de libertad" es de los que se quedan en Cuba dando la cara y sufriendo el acoso del régimen. Esos merecen mi respeto, aunque no esté de acuerdo con ellos. Los que escapan para adorar al becerro de oro y comprar y comprar y comprar...

Sobre lo de la cobardía Mr/Ms Glazam, ponga lugar, día y hora. Acudiré raudo y veloz. Puede venir solo/a o en compañía de otros/as. Yo iré acompañado de mi pájaro petirrojo. Será suficiente porque le encantan los gusanos.

Aguaya dijo...

Ah, Anónimo, todavía sigue sin dar en el clavo... ni merece mi respuesta.

Le deseo un 2009 con algo de puntería. Mientras, comente donde tengan mejor lugar sus comentarios o afine mejor la puntería. Uffff, qué desviada la tiene...

En Cuba decimos: "Oye campana y no sabe dónde".

Salva dijo...

Eufrates, thanks, you are welcome in my blog :)


Anonimo, ma anche l'ultimo giorno dell'anno agredisci le persone? Niente da fare di meglio oggi?
Comunque, buon anno pure a te :)

AMAR dijo...

Anónimo de mis horrores:
No lance piedras al tejado ajeno si el suyo es de fino cristal. Para exponer su opinión, en primer lugar ha de tenerla.
De momento usted no ha demostrado dote alguna de genialidad. Lo que dice no es más que repetir como un loro la opinión dictada por otros. No hay nada nuevo en sus palabras. Podría ser perfectamente collage de "copy/paste"s de otros blogs "oficiales" o periódicos "afines" o cualquier otro panfleto de la escuela de cuadros del "PCC". Señora/señor Anónimo ¿tiene usted algo qué decir?
Yo no le voy a ofender, como ha hecho usted. Yo ni siquiera le recriminaré por su anonimato, puesto que yo también "escondo" mi identidad tras el verbo AMAR. Por supuesto que ese no es mi nombre. Usted podría escribir su nombre, podría escribir su nombre y sus apellidos, e incluso su dirección postal si le place. Sin embargo, otros, como yo, no pueden hacerlo seguros de que no tendrá repercusiones para él o para los suyos. No puedo estar seguro que escribir esto no me acarree la prohibición de entrar otra vez al país dónde está mi familia, o algo peor. Es esto en si un acto de cobardía, ya lo sé, pero si quiero asegurarme de abrazar a mis padres y mis hermanos al menos una vez al año (o cada dos) tengo que cuidarme de que ninguno de los tentáculos del régimen se pose su en este blog y en sus comentarios. ¿A eso llama usted libertad señora/señor Anónimo?
Aún no soy libre del todo. Sin embargo he vivido suficiente tiempo en Cuba y suficiente fuera de Cuba para tener más claro que usted lo que es la libertad.
Yo tan solo le emplazo a que me conteste una pregunta: ¿Tiene usted algo creíble qué decir a los lectores de este blog?

Gracias Aguaya

Betty dijo...

un alegrón venir, auqnue sea "piú tardi!" a leer sobre este encuentro, sabía a retales que habías estado en Colonia ...pero no del encuentro con Salva!! qué bien!!! y todos los kids bloggers reunidos, un abrazo a los dos, y me uno a esa buena energía