viernes, 5 de diciembre de 2008

La primera vez que fui turista

votar
Parque Nacional del Teide. En primera plana, a la izquierda, Roque Cinchado, parte de Roques de García, formación rocosa con restos de actividad volcánica. Detrás, a la derecha a unos 3,5 kilómetros, el volcán Teide. Después de hacer esta foto, no quería irme del lugar.


Cuando me enteré a finales del año 2002 que en Marzo del 2003 se celebraría un evento en Playa de las Américas, Tenerife, Islas Canarias, sin pensarlo dos veces envié un trabajo relacionado con el tema del evento y mi investigación, y con la misma le dije a mi esposo "¡Tienes que venir conmigo!". Cuando bajábamos los dos por la escalerilla del avión en el aeropuerto sur de Tenerife, nos parecía mentira...

En la bella isla estuvimos dos semanas: la primera dedicada al evento y la segunda, recorriéndola intensamente en un auto, de punta acabo, según las numerosas y atractivas sugerencias de la guía turística Marco Polo que compramos antes de ir.

Nosotros, unos pelagatos, haciendo turismo con escasos recursos y muchas ganas, sin trabas para entrar en ningún lugar, con deseos de visitar, de conocer, de no despertarnos y volver a la realidad. Nosotros, con pena al regreso cuando contábamos a nuestros familiares lo fabuloso que la pasamos esos quince días, sabiendo que para ellos en Cuba era otro sueño de hadas, esta vez relatado por mi esposo y por mí. Pero la familia quiere el bien nuestro, por eso se alegró junto con nosotros.

La primera vez que fui turista, con unos 35 años en las costillas, pensé en los tantos cubanos que no podían en esos momentos, ni pueden todavía hoy, disfrutar del mundo en que viven, incluso teniendo los recursos para ello. Bueno, es que ni bloguear se puede en la Isla. Fatalismo geográfico, dirían algunos...
Share |

9 comentarios:

Neysa G dijo...

La libertad y el turismo son las cosas que mas he disfrutado del exilio. España es uno de los paises que mas me ha gustado.

Saludos

Güicho dijo...

Y deja que obtengan sus pasaportes civilizados para que vean. Es como pasar de la paja al sexo duro.
Saludos

papelbit dijo...

Hola Agua¡
La primera vez que fui turista viajé a Egipto de barco por el Nilo, viendo lo que hay que ver, piedras de más de 4000 años. Espectacular¡
Luego más tarde fui al Teide, en Tenerife, y lo mejor para mí el Parque Nacional del Teide, de un paisaje lunar o marciano, o relamente deshabitado. Kilómetros y kilómetros de pura piedra volcánica. Increíble¡ La sensación fue de, ¡joder! ¡no somos nadie!

Un abrazo, Aguaya¡

A Cuban In London dijo...

La primera vez que sali de turista tambien fui a Espan-a, al Pais Vasco. Muy buenos recuerdos que tengo.

Excelente reportaje.

Saludos desde Londres.

lola dijo...

La próxima vez tienes que venir a Gran Canaria, que tiene mejores playas. :)
No hay nada como poder moverse libremente a donde uno quiera, aunque sea para comerse un sandwich en el banco de un parque.
Saludos,

Yoana dijo...

Turismo y libertad son para nosotros sinónimos en un mundo donde viajar ya no es ningún privilegio, cualquier hijo de vecino con un trabajo medianamente decente puede hacerlo - aunque ahora con la crisis se ha puesto algo difícil, pero eso es transitorio. En cambio en nuestra "fatalidad geográfica" si el amo no te libera (no por gusto hay que pedir "carta de liberación" para salir) no tienes derecho a moverte, ni a quejarte, y cómo vas a osar bloguear! Por eso es que nuestra Yoani y los demás tienen tanto mérito.

Un abrazo Agu.

GaviotaZalas dijo...

sobre el fatalismo geografico queria escribir algo en estos días!!! Parece q nos cambiamos las ideas será por eso de ser familia!!!
Bonche aparte, mi primer turismo fue a Mayorca aunq si de cierta manera me parece de vivir en un eterno turismo por esta Vida.
saluti desde Italia.

Betty dijo...

hola Agua, poder ir a donde quieres, siempre que tengas con qué claro;-) es una libertad que se disfruta, mi mami estuvo en la La Palma, Santa Cruz de la Palma hace un mes y ha venido maravillada del cambio que mantienen las islas, a mejor! es un destino affordable y siempre compensa, además....la genet se parece tanto a los cubanos!

Aguaya Berlín dijo...

Pues ya hace años de esa primera vez y todavía tiendo a pellizcarme cuando soy "turista".

De más está decir que de Cuba conozco muy poco... Con qué iba a poder??? Sólo tengo vagos recuerdos de algunos lugares a los que me llevaron mis padres cuando era una niña.


Y ahora, mientras más visito, más quisiera conocer! Pero depende de los recursos, claro, y de que ahora somos 4 al viajar...

Un abrazo bloguero-turista para todos!!!
:-)