miércoles, 14 de mayo de 2008

Plátanos de fruta

votar

¡A mí me encantan! Y desde que llegué a Alemania me como uno todos los días, preferiblemente en las comidas. Los alemanes se asombran cuando me ven. Yo les digo que la comida con plátanos de fruta como acompañante es deliciosa... pero ellos se burlan...

En el próximo post responderé a dos "memes" que me ha enviado Laz, de Cuba Independiente...
Share |

8 comentarios:

El isleño dijo...

Hola, Aguayita... yo soy un guajiro raro, no como frutas a pesar de todas las descargas que recibo de todo el mundo, pero sí me ha pasado esto con amigos y amigas cuando he salido del país, la mejor de ellas una vez estando el Italia, en el restaurante de una universidad donde dábamos un curso y donde teníamos que conformarnos con 3 tables fijos, lo que nos dejaba a todos un poco con ganas de variar... pues una colega mía siempre aprovechaba que con las frutas se podía repetir y siempre se comía 3 o 4 con la comida... hasta que una ve la vió el chef del restaurante y le dijo no sé cuantos insultos, qué "quien a visto comer una fruta con la comida, que eso distorciona el paladar de los alimentos" y todo eso... qué cuerda!!!!... del tiro, mi amiga siguió llevándose los plátanitos para el cuarto y se los comía escondida en su habitación, pero no la volví a ver comiéndose un plátano en el restaurante en todo el tiempo que nos pasamos por allá estudiando. :-)

Eufrates del Valle dijo...

Lo mismo Aguaya. Todos los dias almuerzo con mi banana, para el asombro de mis colegas.

El Colorao dijo...

Hola, Aguaya. Conocí un español que al probar el plátano maduro frito con la comida me decía que si su madre hubiera descubierto eso, nunca habría dado tanto problema con la comida de pequeño. Ahora siempre lo hace.
Un saludo desde Madrid

Los Miquis de Miami dijo...

y por miami algunos argentinos nos ven raros por la misma costumbre. ellos prefieren el plátano...como postre.

bustrófedon dijo...

¡El Plátano Alegre debe estar alegre con este post!

Saludos,
B

Aguaya Berlín dijo...

Buenas por aquí...

Ah, Isleño, pues yo no me acomplejo: delante de todo el mundo pelo mi platanito y lo pongo en el plato. Ya me acostumbré a las miradas raras y a los comentarios...

Eu, la mía es en las comidas, porque en el almuerzo siempre hay en la cantina del trabajo pero muchas veces están un poco verdes.

Colorao, de chiquita, cuando me enfermaba, yo decía: "Con plátano se me quitaaaaaa!", jajaja.

Bustrófedon, bienvenido al blog!! Pues al Plátano Alegre no le gustan con la comida :-( Él se las come de merienda de vez en cuando, y yo me lo como a él también de vez en cuando :-)

Saludos para todos!!!!!!!

Julio dijo...

Hola Aguaya,
una historia desde Canada. Esta recien llegada cubana, consiguio un trabajito en un hogar de ancianos en Montreal. En los primeros dias le toco dar de comer a una ancianita con demencia. Como clasica cubana le mezclo bananas con la comida. Nunca entendio porque hacia tantas muecas aquella viejecita cuando comia.

Aguaya Berlín dijo...

Me imagino, Julio! Para quien no está acostumbrado, debe saberle a rayos... Como a mí las aceitunas: no hay manera de que me acabe de adaptar al sabor que tienen. Mira que hago muecas!!!

Saludos desde Berlín!