domingo, 28 de septiembre de 2008

Allá ellos

votar
Allá ellos, Daniel Chavarría

He terminado de leerme la novela policíaca Allá ellos, que escribiera Daniel Chavarría en el año 1991, en una edición de la Editorial Capitán San Luis del 2007. De Chavarría ya me había leído otros libros antes (El rojo en la pluma del loro, Una pica en Flandes, La sexta Isla, Príapos). Definitivamente me gusta la versatilidad de este autor uruguayo. Bueno, él dice que es ciudadano uruguayo pero "autor cubano" (vive en Cuba desde el 69). Cuando comienzo a leer un libro y me atrapa desde los primeros párrafos, estoy casi convencida de que no lo voy a dejar a un lado y cambiar por otro hasta que no haya leído la última letra. Y si ya he disfrutado anteriormente otros libros del mismo autor, pues con más razón. Es de verdad apasionante meterse de lleno en una historia e imaginarse ser parte de la trama, estar "ahí" donde mismo están los personajes...

Me divertí mucho con la forma irónica y picaresca con que Chavarría define a los castrofes o "castristas ofendidos", personas de más de 40 años, con cargos en el gobierno, que arriesgaron probablemente su pellejo en los años 50, que militaban en el Partido Comunista, incondicionales de Castro, repetidores de consignas sin captar su esencia, que se declararon comunistas cuando él lo hizo, pero por seguirlo y no por convicción ni por educación pues no entendieron de Marxismo ni una jota pese a los cursos que pasaron y "aprobaron" (Jajaja, yo misma conocí a algunos...). O cuando define a los moralistas, aquellos que veían al gobierno incapaz de resolver las graves carencias del país, ante todo por el desfalco que miles de trabajadores practicaban a diario para completar la dieta de sus hijos y vestirlos, que consideraban que la Revolución era una gran mentira y que el proyecto del "hombre nuevo" del Che sólo formaba ciudadanos egoístas, de doble moral, y que el pretendido heroísmo y la dignidad del pueblo cubano antes los americanos era puro blablablá del ciego, caprichoso y ególatra Fidel, al que no le importaban las necesidades insatisfechas del pueblo (doble jajaja mío en esta parte...).

Por eso no entiendo mucho cómo Chavarría afirma que trata de hacer una literatura "que esté al alcance de amplios sectores de la población. Pero con dignidad, sin caer en la estúpida lógica mercantilista", cuando en las últimas tres caras del epílogo de Allá ellos pone en boca de uno de los personajes gastadas alabanzas a la Revolución y a Fidel, como para limpiarse un poco de todo lo que pensaron, dijeron e hicieron la mayoría los personajes en las anteriores 335 páginas del libro, pensadas y escritas por él mismo. Vaya estúpida lógica mercantilista...
Share |

4 comentarios:

Eufrates del Valle dijo...

LOL! Muy bueno tu comentario! Hace casi 30 anos entreviste a Chavarria, cuando habia terminado su novela sobre Manao, que no me acuerdo el titulo. Recuerdo que le pregunte como habia llegado a Cuba, y el me conto aunque no podia publicarlo: Se habia robado un avion -si mal no recuerdo en Colombia- y lo desvio a la Habana. Asi me entere que su matrimonio con nuestro pais comenzo bien "revolucionariamente", a punto de pistola. Asi que de el no me extrana nada... Aguaya, lei a traves de PD el articulo de la Nacion donde hablan de Desarraigos, el encuentro de bloggers y la Blogostroika, termino que aunque no lo dicen en el texto, sabemos que nacio en el blog de los Aseres. Congratulations a todos!!!!! You go girl!

TIROFIJO dijo...

http://tirofijomalanga.blogspot.com/2008/09/una-carta-pero-no-hay-que-firmar-nada.html

Aguaya Berlín dijo...

Eso mismo leí, Eu, que había llegado en una avioneta desviada por él mismo... qué ganas tendría de abrazar a Fidel! digo yo...
Pero como escritor, muy ameno, la verdad.

Viste lo del artículo en La Nación!!!!! Un poquito aquí, otro allá... Si todos en la Isla tuvieran acceso a Interneeeeeeeeeet.......

Un abrazo, Eu!!!

PD: Tirofijo está apretando :-)

Betty dijo...

Me leí Príapos, y resultó una lectura simpática, veo el mismo corte del "gordo" Chavarría, un uruguayo aplatanao, bss