sábado, 27 de septiembre de 2008

¿Y quién eres tú? El anonimato en los blogs

votar
© Peter Steiner

Technorati ha hecho público el resto de los temas de su reporte anual Estado de la blogosfera 2008, del que ya les comenté en un post reciente. Se trata de los temas The What And Why Of Blogging, The How of Blogging, Blogging for Profit y Brands Enter The Blogosphere. Cual de los cuatro más interesante, con estadísticas variadas que abarcan los tópicos que escogen los bloggers a la hora de escribir sus posts, las razones de por qué bloguean y con cuál estilo, cómo miden el éxito de sus escritos, si usan etiquetas o no en sus posts, cómo contabilizan las visitas recibidas, si es aconsejable usar anuncios comerciales y cómo, o sobre los niveles de credibilidad de los bloggers y de dónde obtienen la información principalmente, entre mucha otras.

Hay dos puntos, sin embargo, que me llamaron especialmente la atención. El primero tiene que ver con las nuevas oportunidades y puertas que se les han abierto a los bloggers en su vida profesional y privada: uno de cada cuatro bloggers ha sido invitado a un evento como resultado de su actividad bloguera, uno de cada cinco ha contribuido a una publicación escrita, e igual cantidad ha sido conferencista o panelista en un evento industrial. Además, los encuentros virtuales casi siempre derivan en encuentros reales.

El segundo tiene que ver con el anonimato en los blogs: dos tercios de los bloggers exponen abiertamente su identidad en sus blogs mientras que un tercio prefiere mantener privada esta información. ¡Y yo que pensé que éramos muchos menos los que teníamos una "identidad online"! Por cierto, hasta en la Unión Europea el tema no pasa por alto: se quiere regular el anonimato en los blogs. De que lo consigan, es otro el cuento...

Reporteros Sin Fronteras afirma que los blogs "son una formidable herramienta para la libertad de expresión porque desatan las lenguas de los ciudadanos normales", más aun "en los países en que impera la censura, donde los medios de comunicación tradicionales viven a la sombra del poder" (cualquier semejanza con la realidad cubana es pura coincidencia). Por eso Reporteros Sin Fronteras publica la Guía práctica del blogger y el ciberdisidente, con consejos prácticos y técnicos para preservar el anonimato y evitar la censura.

Pero hay muchas otras razones por las cuales no pocos autores de blogs prefieren el anonimato. Según la encuesta de Technorati, las de mayor peso se centran alrededor de la familia y los amigos, y las molestias o la desaprobación que puedan tener éstos por algo escrito en un post. O por ejemplo también los puntos de vistas de un empleado de una firma y cómo éstos pudieran ocasionarle problemas que, en ciertos casos reales, han llegado hasta el despido.

Hay quien afirma que tras un anónimo o un seudónimo se tiene más libertad para escribir sobre un tema del cual quizá ni se tenga confirmada su veracidad; otros prefieren comentar anónimamente con el objetivo de ofender; otros suelen ser más sinceros y se burlan de la teoría de La Espiral del silencio, que declara que "es menos probable que un individuo dé su opinión sobre un determinado tema entre un grupo de personas si siente que es parte de la minoría, por miedo a la represión o aislamiento por parte de la mayoría".

Lo cierto es que a algunos les molesta que otros no publiquen sus datos personales (despierte, en Internet ya no hay secretos...) y hasta acentúan el desprecio que sienten por la privacidad ajena (me ha pasado). Yo pudiera confesar ahora que el nombre tras Aguaya Berlín es Ana Delia Martínez Cuevas y me gustaría comprobar si eso cambiaría en algo lo ya escrito en este blog. No lo creo. ¿El qué dirán? Tampoco me interesa, pues ya muchos saben cómo me llamo realmente. Si somos un tercio de los bloggers los que preferimos una identidad diferente para Internet, entonces deberían apagar un poco los humos aquellos de los otros dos tercios que se incomodan por ello. Bah, no creo que sean muchos... Al final, nadie sabe realmente si quien está detrás del teclado es una fotocopia del jorobado de Notre Dame, una reencarnación de Claudia Schiffer, o un perro negro de hocico blanco...

Los dejo ahora con dos videos muy interesantes que encontré en el blog Maricaditas Varias con el mensaje común Think before you post, a lo que yo agregaría: el anónimo puro no existe pero siempre es una opción, a veces aconsejable. De la forma en que lo haga no es tan relevante como lo que usted intentará publicar... pero revíselo primero, por favor, varias veces...


Share |

7 comentarios:

GaviotaZalas dijo...

QUERIA ESCRIBIR ALGO RELACIONADO CON EL ANONIMATO EN LA RED, VERE SI LOGRO, TIEMPO ME LO PERMITA..
PIENSO QUE LAS PERSONAS SOMOS AQUELLO Q LLEVAMOS DENTRO Y NADA MEJOR PARA ENTENDERLO Q LEYENDO COMO PIENSA SIN QUE MEDIEN OTROS INTERESES QUE AQUEL DE DEJAR AFLUIR SU PROPIO YO.
DECIR EL NOMBRE DESDE CIERTO PUNTO DE VISTA LO VEO COMO QUIEN SE DESNUDA EN LA PRIMERA CITA DE AMOR, ,,, SE ENTENDIÓ LA COMPARACIÓN IMAGINO.....SALUDOS

Aguaya Berlín dijo...

LOL LOL !!!
qué comparación, Gaviota! Sí, la entendí.

Así es: dicen los entendidos en la materia que antes de hacer el amor (para el que necesariamente habrá que quitarse al menos algunas prendas de vestir) están las miradas, los roces, las caricias... Aunque bueno, también hay quienes se despojan hasta de los pensamientos y prefieren ir por la vida "más apurados".
:-)))

Saludos, Gaviota!

Yoana dijo...

La verdad es que la era de los blogs ha producido, y posiblemente continuará produciendo, cambios importantes en la manifestación de la opinión pública. Y en el caso particular de Cuba, el fenómeno Yoani no habría podido ser sin esta herramienta prodigiosa que ha permitido que el mundo entero pueda asomarse por una ventanita a la cotideanidad del cubano en la isla, donde por cierto funciona a las mil maravillas "La Espiral del Silencio", en este caso impuesta por el discurso repetitivo y la supresión de toda manifestación ajena a él. Por eso, porque el régimen lo sabe muy bien, no se permite ni se permitirá Internet para el ciudadano común. Lo que ha logrado Yoani es increíble dado el contexto, y no deja de ser una rendija que socaba las bases de aquella cosa monstruosa.
Oye, no se por qué me salió este discurso, que no era pa tanto, no? Muy buen post, como siempre Agu. Anónimos o con nombres y apellidos, los bloggers tienen poder, claro que si, y hasta ahora parece que para bien. Un beso.

Eufrates del Valle dijo...

Buen post estimada Aguaya. Menos mal que no tengo ese problema del anonimato. Firmo con mi nombre y apellido. Claro, por la calle voy con calobares y sombrero para que no me identifiquen... ya sabes como son los fans pidiendo autografos... LOL!

lola dijo...

Nunca pensé en ocultar mi identidad, aunque en realidad tampoco pensé escribir alguna vez sobre cosas personales, eso fue surgiendo de manera espontánea. Mi primer blog fue el de la bisutería y en el otro sólo hablaba de cine al principio, pero nada que una se embulla y empieza a hablar y ya no para nunca más.
Un saludo, y buen fin de semana.

Aguaya Berlín dijo...

Rosita, vi que te embullaste... y te embullaste... qué bueno!!!!! Es que el tema da para rato, verdad?

Eu, dáme un autógrafo, aaaaaanda chico!!! :-)

Así es, Lola, una va entrando y entrando, y poco a poco levantando más el refajo... como dijo Ivis en uno de sus posts una vez...

Salva, GRACIAS por tu email con tus comentarios!!

Aguaya Berlín dijo...

El anonimato en los blogs es un punto candente, no solo para los cubanos o para los ciudadanos de países donde la censura pudiera tener graves ocnsecuencias, sino para otros muchos también, por disímiles razones.

Por eso me asombré cuando leí que UN TERCIO de los bloggers prefieren seudónimos o el anonimato total!! Eso es una cifra grande, señores, muy grande... no son una docena, ni cientos ni miles... SON MILLONES!!!

Un abrazo bloguero-semianónimo para ustedes,
AB