lunes, 3 de noviembre de 2008

Los medios tradicionales tienen mucho que aprender de los medios sociales. ¿Y en Cuba?

votar
© freestockphotography

Hace unos días les exponía algunos temas tratados por José Luis Orihuela en su libro La revolución de los blogs. Cuando las bitácoras se convirtieron en el medio de comunicación de la gente. Les comenté sobre el poder de los blogs, sobre los tipos de visitantes que tiene un blog, o sobre el por qué o no bloguear. Hoy quisiera discutir sobre un nuevo tema: las lecciones que los viejos medios (los medios de comunicación tradicionales, donde existe mediación editorial unidireccional) pueden aprender de los nuevos (los medios sociales, donde los usuarios más diversos llevan el protagonismo de la información).

Les propongo lo siguiente: presentarles las seis lecciones que Orihuela destaca en su libro, e intentar discutir en los comentarios a este post cuán aplicables podrían ser en el caso cubano. Será algo así como darle una pista al gobierno de por qué los medios sociales, los blogs entre ellos, terminarán imponiéndose tarde o temprano. ¿Qué les parece? Allá voy... (con debida autorización de Orihuela):

Lección 1 - Entender el periodismo como una conversación: Aprender a dialogar con sus públicos es una de las tareas pendientes de los medios tradicionales. La información no debe seguir viajando en una sola dirección.

Lección 2 - Aportar un enfoque más personal a las noticias: Una voz que no pretende ser un narrador omnisciente y neutral, sino que asume su carácter personal y subjetivo, es lo que los internautas buscan en la Red.

Lección 3 - Diversificar las fuentes: El repertorio de fuentes tradicionales tiene que enriquecerse, incorporando a los nuevos agentes de la comunicación pública.

Lección 4 - Gestionar mejor los errores: Los medios participativos han asumido el control y la crítica a los errores y manipulaciones de los medios tradicionales.

Lección 5 - Cambiar el ritmo: La frecuencia de actualización de los medios tradicionales caduca frente al paradigma del tiempo real de los medios sociales.

Lección 6 - Incorporar nuevos formatos y nuevos temas: Para atraer a los lectores ya no bastan los formatos de los medios tradicionales, de los cuales los internautas toman cada vez menos información.

Así por arribita creo que sería muy difícil, sinceramente, intentar convencer a los anquilosados y obsoletos métodos periodísticos, editoriales y gubernamentales cubanos que tienen que cambiar. Pero al menos podemos discutirlo un poco, ¿verdad?
Share |

5 comentarios:

Eufrates del Valle dijo...

No solo a los editoriales de la prensa cubana, que ni existe. Ya sabemos quien o quienes dictan ahi todo.

Pero aplica a toda la prensa en general. Los periodicos cada dia se vuelven mas obsoletos.

glazam dijo...

Creo que intentar cambiar los métodos "periodísticos" cubanos es misión imposible. Para ello se impone un cambio total. Sí sería bueno para los pocos lectores de blogs que existen en Cuba (por la inexistencia de internet) el acceder a la información que los blogs les ofrece. Siempre hay una gota que colma la copa.

Iván dijo...

Ayyyyy!!!! AB, que homework más difícil has tirao.
Como tratar de que existan cambios en ese medio y en las condiciones actuales.
Hay esferas donde la comunicación con el público debe ser mucho más fluida, desenfadada, un poco menos formal (que no es lo mismo que informal) y regida por otros cánones diferentes a la prensa escrita o una nota informativa que se dará a conocer en un noticiario; y me refiero por ejemplo en el sector de la cultura y en especial en la conducción de espectáculos.
Había que ver el "discurso" que metieron en la gala de apertura del recién inaugurado Festival de Ballet de La Habana. Aquello parecía un discurso para una sesión de la Asamblea del Poder Popular (Gustav y Ike incluidos).
Si en esos medios la comunicación ya está en esas condiciones; como esperar cambios en el otro.

Salva dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Aguaya Berlín dijo...

Así es, muy difícil que al menos una lección pueda ser aprendida en la Cuba actual. Misión imposible, es cierto.

Por eso una empieza a ver a Cuba con otros ojos cuando está lejos, y por eso las restricciones a los viajes al extranjero no están por gusto...

Tamañas tareas que tenemos por delante :-(

Un abrazo para todos, Eu, Glazam, Iván y "X" :-)