domingo, 3 de agosto de 2008

¿Cómo se juega a las Damas?

votar
© freestockphotography

Hoy fui a una tienda a comprar un regalo. Mirando los estantes vi un juego de Damas en miniatura. La naturaleza es tremenda: ¡en cuestión de milisegundos afloraron tantas imágenes y recuerdos!

Sé que las fichas son de dos colores (generalmente rojo y negro), sé que se camina por las diagonales un paso cada vez, sé que se come hacia adelante, sé que al llegar al extremo contrario se corona la dama y que ésta controla más casillas... pero ya no recuerdo ninguna estrategia... ya no recuerdo cómo se juega.

Con tanto que lo hice de niña y no tan mal, por cierto. Con el que juegue ahora, me va a ruchar :-(
Share |

12 comentarios:

Al Godar dijo...

Es fácil. Lo único que hay que hacer es comerle las fichas al contrario.
Saludos,
Al Godar

Anónimo dijo...

Yo juego aquí mucho con mi nieto, aunque casi nadie se acuerda de eso.

Saludos
Mayda

glazam dijo...

Ahora con las computadoras, los juegos de video, la TV, etc., se ha perdido la costumbre de jugar no solo a las damas, a todos los demás juegos de mesa que tanto entretenían y que hacían pensar.
Se que no hay mucho tiempo hoy en día, pero cuando tu niña sea un poquito mayor, enséñale algunos de esos juegos, es una pena que se pierdan en el pasado. Saludos.

GeNeRaCiOn AsErE dijo...

diagonal, mucha diagonal y lo de mas es extremismo, las damas son muy extremistas. Lo de ellas es rojo o negro y de ahí no salen.

;)

__MARÍA__ dijo...

Me gustaría echar una partidita contigo, yo tampoco lo hacía mal, jeje
Que pases un buen domingo.
Un beso

Lena...en algun lugar del mundo dijo...

Estoy de acuerdo con Glazam, se ha olvidado tantos de esos juegos... Yo no jugaba mucho a las damas pero le estamos enseniando a jugar al ajedez a mi hijo. Quizas deberiamos intentar con las damas tambuen ...
saludos de Lena

Aguaya Berlín dijo...

Saludos a todos!!

Al, pues sí, comerle las fichas al contrario pero ya se me olvidaron "las aperturas" y "las jugadas"... Nada, que las podré mover por instinto pero de seguir una secuencia efectiva, no lo creo...

Mayda, y tú juegas con tu nieto!!! Yo veré como enseño a la niña más adelante.

Glazam, yo tengo tantos recuerdos bonitos de los juegos de mesa! del parchís, del cubilete, de los juegos de monopolio (y sus variantes), del ajedrez, las damas, los palitos chinos, en fin, eran taaaantos y ahora no son ninguno :-(

GA, lo del extremismo de las Damas está bueno... con tanto que quieren comer para al final terminar en dietas, jajajaja.

Qué tal, María!!! Pues sí que he pasado un buen domingo! Le celebramos el primer cumpleaños a mi niño y pasamos un buen rato aquí en la casa con los invitados, sobre todo los niños. Un beso para ti y buenas noches! Yo cuando pegue un ojo, seguro sigo hasta mañana de un tirón!

Hola Lena! Pues sí que las Damas son más fáciles que el ajedrez, pero ese es el juego de mesa rey, así que, si lo aprendiese a jugar bien tu hijo, ya lo creo que en las Damas va a pasear las victorias...

Saludos blogueros para todos y gracias por la visita!!!

Un abrazo compartido, desde Berlín,
AB

Betty dijo...

pues no hay mucho más Agua, comer saltando sobre las del contrario tantas consecutivas como de dejen los huecos...a mí me encantaban también las bolas chinas, que es parecido pero pueden jugar mas gente, y el fin es atravesar el campo y llegar al otro extremo colocandolas todas...molaba un montón! un beso

Aguaya Berlín dijo...

Bolas chinas, Betty!!
Que recuerde, las jugué una o dos veces. Yo creo que en la casa no sabían o no conocían el juego, pues sí recuerdo bien que no fue en la casa donde me enseñaron...

Bsitos, Btty!! :-)

Iván dijo...

Ahhhhh!!!, los juegos de mesa...
Que fajazones sobre todo en el parchís con los puentes en área, fuera de área y todo el mundo comiendo y dale pa'dentro y a esperar a que te salga un cinco de nuevo. Y se acuerdan del "Triunfo" la versión del monopolio que hicieron "después del accidente"
El tablero tenía el mapa de la Isla dibujado en el centro que cuando aquello eran solamente las 6provincias y la Isla de Pinos. Los hoteles, las casitas, las tarjetas de "sorpresa" o "Imprevistos". En mi casa siempre hubo de estos juegos; pero siendo 3 mosqueteros imaginen como terminaban!!!!!

glazam dijo...

¿Y qué me dicen de los "rompecabezas", los había pequeños, medianos, grandes, fáciles, difíciles, con escenas de todo tipo... Mucho me gustaban y cómo me ponía cuando alguien me los desbarataba. Tuve una buena colección y como digo yo, del verbo: "ya los niños no se entretienen con eso".
Saludos a todos.

Aguaya Berlín dijo...

Iván, y ustedes eran tres!! Madre mía, me imagino las broncas cuando alguno hacía trampas! ;-)

Glazam, los rompecabezas me encantaban. A mi hija le he comprado varios. La chiquilla los arma con una velocidad espantosa. Me he fijado atentamente en el razonamiento suyo para poner las piezas: se aprende el lugar donde va cada una! Yo busco semejanzas en los colores y en las figuras. Ella no, me he fijado que ella se aprende dónde va cada una de las piezas... qué interesante!

Saludos para los dos,
AB