martes, 19 de agosto de 2008

Un tour por la ciudad de Bonn - Beethoven Haus

votar
Ya les comenté en posts anteriores a éste que visité la ciudad de Bonn dutante tres días para asistir a un evento. Hoy les quiero enseñar la Casa Natal de Beethoven, el lugar que más me impresionó de Bonn por su historia y por la colección más grande de Beethoven del mundo que tiene: pinturas, manuscritos originales, primeras ediciones de las obras más importantes, su último piano, varios de sus instrumentos musicales, entre otras piezas de valor de la vida y trabajo del gran compositor.

Este es el ticket de entrada al museo. Me costó 5 Euros:


La familia Beethoven vivió en esta casa algunos años:


En ella nació Ludwig van Beethoven (su abuelo paterno también se llamaba así) el 16 ó 17 de Diciembre de 1770, no se sabe con seguridad. En el registro de bautizos consta que el mismo se realizó el 17 de Diciembre pero no se especifica el día en que nació exactamente. La foto que sigue es de una galería que queda justo frente a la entrada de la casa natal de Beethoven:


Este es el patio trasero de la casa, donde pude hacer fotos pues en el interior de la casa no me lo permitieron:


En el ala izquierda vivió la familia y en su tercer piso, al que se llega por una escalera interior, nació Beethoven, en esta buhardilla de unos 2,5 metros cuadrados de extensión (la postal la compré en la tienda de souvenirs de la casa):


Bethoven fue un niño prodigio. Su padre, Johann van Beethoven, lo presentó ante el público como tal (igual que ocurrió con Mozart) a la edad de 8 años. En esa oportunidad, el 26 de Marzo de 1778, ofreció un concierto en Colonia, ciudad cercana a Bonn (hoy a 20 minutos en el tren regional). Desde los 12 años formó parte de la orquesta real de cámara y los príncipes electores Maximilian Friedrich y Max Franz fueron sus patronos. Esta de ahora es otra postal que compré como recuerdo y se trata de una pintura de Joseph Karl Stieler, de 1820, cuyo original pude ver en la casa con mis propios ojos:


En el museo me llamaron la atención los tubos y prótesis auditivas que ayudaban a Beethoven a escuchar limitadamente. Su sordera comenzó a los 28 años de edad. Tiene que auxiliarse entonces de "cuadernos de conversación", donde escribía y le escribían para poder comunicarse. Unos 15 años más tarde, en el 1813, alcanza la cúspide de su fama con la obra Triunfo de Wellington o la Batalla de Vittoria, Opus 91. En esta otra postal están esas prótesis de que les hablo, en la vitrina de la izquierda, debajo de las pinturas. Los instrumentos de cuerdas eran suyos y los recibió como regalo en 1800. Los dos pianos son los que tenía en su casa de Viena, con igual forma de colocación. El piano de cola del frente fue del famoso constructor de pianos vienés Conrad Graf:


Después de que los franceses ocuparan la región del río Rin 1794, Beethoven no regresó nunca más a Bonn. Desde dos años antes vivía en Viena, ciudad a la que había viajado a la edad de 22 años para tomar clases de composición con Joseph Haydn. En Viena vivió el resto de su vida; allí también murió, el 26 de Marzo de 1827. A su entierro, tres días después, asistieron más de 20 mil personas. Hoy la casa natal incluye, en su ala derecha, el Estudio para Colecciones Digitales, equipado con varios módulos de computadoras con audífonos que invitan al encuentro óptico y acústico con las obras de Beethoven y las muestras del museo, en total unos más de 5 mil documentos en forma digital. Esta foto del patio trasero muestra algunos bustos de Beethoven. A la derecha está la entrada al estudio digital:


Antes de salir del museo pasé por la tiendecita donde compré las postales. También me regalé una cajita de música con un fragmento de Para Elisa, compuesta el 27 de abril de 1810:


Por cierto, me acabo de enterar por la entrada de Para Elisa en Wikipedia, que la legibilidad de la dedicatoria en el manuscrito original de la partitura no estaba muy clara y que algún copista, al transcribirla, entendió "Para Elisa" en vez de "Para Teresa", como debió ser.

Si Ud. viene a Bonn, le recomiendo una visita a la casa natal de Beethoven, así como hacer unas fotos del Memorial Beethoven en la Plaza de la Catedral:

Share |

16 comentarios:

Al Godar dijo...

Gracias pro este bello recorrido. Yo nunca estuve en Bonn, pero si algún dia puedo ir, iré sin falta a ver la casa de Bethoven.
Saludos,
Al Godar

Anónimo dijo...

Todo bello, me gustó mucho tu paseo por Bonn.

Saludos
Mayda

Aguaya Berlín dijo...

Qué bueno que les guste a ustedes también!!!

Un abrazo doble desde Berlín,
AB

Yoana dijo...

Qué lindo visitar contigo la casa de un genio como Bethoven, y que interesante el dato sobre Para Elisa. Un abrazo agradecido,

Ana

Miguel Caballero dijo...

Pobre Teresa, debe sentirse muy renconrosa con la historia... allá donde esté...

Aguaya Berlín dijo...

Ana, Miguel, un abrazo para ustedes!!

La pobre Teresa, sí, ignorada de esa manera... pero podemos hacerle una rumbita cubana para que baile donde quiera que esté, a ver...

Vaya Teresita
no te pongas triste
dale pa' Belén
dale pa' Belén

(aquí palmadas arriba y abajo)

que si no te cantan
ni tu nombre oyen
culpa e' Beethoven
por no escribir bien


:-)))))))

lola dijo...

Interesante el tour, a mi me gustaría visitar todos esos lugares, pero de momento me tengo que conformar con las descripciones de los demás.
Un saludo,

Serio Pérez dijo...

Me gustó mucho la casa Casa Natal de Beethoven, cuando la visité hace unos cinco años. Ahora tú me recuerdas esos agradables momentos. Casualmente, también me impresionaron los instrumentos acústicos que el genio empleaba para paliar su sordera. Y me resultó además muy curiosa (quizás complicada) la pronunciación correcta de su nombre, cuando indagaba con los lugareños por la dirección del museo. Si la memoria no me traiciona, creo recordar que su último piano se encuentra en una sala donde puedes disfrutar de selecciones de su música.

Aguaya Berlín dijo...

Querida Lola, lo bueno de los blogs es que damos estos paseos virtuales tan fácil! Ah, las fotos tuyas de tus paseos cerca del mar........ en fin, yo disfruto también muchísimo cuando ustedes me llevan a "caminar por ahí". Un beso para ti.

Serio!! Bienvenido!!! Aunque oye, eso de "serio" está dudoso... por la encuesta sobre Obama que he visto en tu blog, con la cual me he reído como una boba y hasta voté, de serio nada, jajajajja.

Pues los pianos e instrumentos musicales (está parte del órgano de la iglesia donde tocó cuando niño) que tocó Beethoven están en la exposición. Abajo, en la planta baja, hay una pequeña sala donde se dan conciertos y tiene un piano pero me pareció que es mucho más moderno. De los instrumentos suyos, sin embargo, hay CDs de música que venden en la shop, tocados éstos por diferentes músicos, supongo que en conciertos u ocasiones especiales. Debe ser tremendo honor para un músico tocar con el violín de la vitrina o sentarse al piano que está en el tercer piso de la casita... Sí, cómo no, en esos instrumentos también se interpretan actualmente diversas composiciones musicales. Pero no sé con exactitud si el piano de los bajos fue también suyo... voy a averiguar............

Ah, viste lo de los instrumentos acústicos?? Increíble, verdad? qué interesantes!!

Un abrazo para los dos,
AB

Eufrates del Valle dijo...

Delicioso recorrido. Muy buenas tus fotos, estimada Aguaya.

Pobre Teresa! A veces la historia deja esas jugarretas injustas.

glazam dijo...

Qué bonito paseo por la casa de uno de mis preferidos en cuanto a música clásica. Gracias Aguaya y recibe mi saludo.

glazam dijo...

Ah, casi lo olvido, tremenda rumba compusiste... ja, ja, ja.

GeNeRaCiOn AsErE dijo...

Agua,
Gracias a post como estos, bloguear se estA haciendo una experiencia cada vez mAs universal e interesante.
Siempre recuerdo aquel pasaje escrito por Simrock, donde cuenta como Beethoven encontrándose en compania de Goethe, no se quitó el sombrero para hacerle la reverencia al mismisimo Emperador, que se cruzara en el camino de ambos. Me quedo con esa historia y las uno ahora con tus fotos.
Barbaro con el hacha!

tony.

Iván dijo...

Miles de gracias AB por este recorrido de tan alto buen gusto. Debe ser muy emocionante estar allí y pensar que este gran hombre compuso la mayor parte de su obra reconocida, en un casi y al final total padecimiento de sordera.
Qué imaginación y dominio de la música!!!!
Oda a la Alegría (su novena y última sinfonía completa) que es considerada también como el himno europeo; es la que más me gusta.

Y buenísima que te quedó la tonada de la conga
:-))))))

Verónica dijo...

Muchas gracias, Aguaya, es muy lindo este tour por la casa de Beethoven. Y también es linda la sensibilidad tuya de compartir con todos los demás esos lugares!
Saludos,
Verónica

Aguaya Berlín dijo...

Eu, Glazam, Tony, Iván, Verónica, SALUDOS!!!!!!! Gracias por la visita! Esta es su casa, :-))

Y qué bueno que les haya gustado el paseo virtual!

Un abrazo para todos,
AB