viernes, 15 de agosto de 2008

Tres días en Bonn

votar
Tuve el inmenso placer de conocer la ciudad de Bonn a principios de esta semana pues participé en un evento que se celebró allí. Desde que hice la reservación (por Internet) del hotel donde me hospedaría empezaron a crecer las espectativas. Por el nombre del hotel, para empezar. Se trata del Hotel Mozart, ubicado en la calle de igual nombre.


La entrada me pareció muy bonita...


...el edificio es antiguo y la recepción, pequeña pero confortable, ¡con piano incluido!:


Me tocó la habitación No. 1, en la misma esquina del hotel en su planta baja (en la primera foto es la que está justamente debajo del cartel con el nombre del hotel):


No me quejo de las dos noches que dormí allí. Además, el desayuno estaba incluido y era muy variado y bueno.

Cerca del hotel hay una parada donde se puede coger un ómnibus que llega hasta el aeropuerto. Esa fue la suerte: no tuve que arrastrar muchas cuadras mi equipaje. Así que, al regreso, llegué con suficiente tiempo como para tomarme un refresco y esperar a subir al avión, cómodamente. Volé con Germanwings, 55 minutos hasta Berlín:


En próximos posts les contaré del tour a pie que di por la ciudad, de mi visita a la casa natal de Ludwig van Beethoven (lo mejor del paseo) y de las esculturas que fotografié y que se encuentra una en cualquier esquina de la ciudad. Bonn es una ciudad pequeña pero agradablemente acogedora; muy cuidada y limpia también.
Share |

9 comentarios:

glazam dijo...

Qué bueno que desconectaste. Muy bonito el hotel, se ve acogedor. Espero por las fotos del tour.
Saludos.

Yoana dijo...

Encantada de seguirte en tu periplo, para ver a través de tus ojos la casa de Bethoven y todo lo demás. Un abrazo,

Ana

Eufrates del Valle dijo...

Me encanto el hotel. Tambien espero por el tour.

Aguaya Berlín dijo...

Glazam, Ana, Eu, gracias por la visita!
En el hotel me transporté al pasado algunos años: piso de madera, espacios pequeños, puntal bajo, en fin, me parecía todo tan antiguo y tan agrdablemente decorado, que me sentí muy bien los días que estuve (solo 3).
Hoy por la noche preparo el tour... qué dicha poder caminar por Bonn!
Un abrazo para los tres,
AB

Verónica dijo...

Qué bonita debe ser esa ciudad! Pequeña al lado de Berlin, pero mucho tiempo asumio ser la capital. Espero, yo también, por tus fotos y recorrido por Bonn.
Saludos,
Verónica

GeNeRaCiOn AsErE dijo...

oye pero que swing!
como extraño a Europa, ahora mismo me acuerdo de unas vacaciones de la escuela en la que viajamos con hotel y desayuno incluido, era un hotelucho en las afueras de París, se llamaba Blue Marlin y estaba en la rue de Galieni, si mal no recuerdo. Bueno, comí tanto para ahorrarme el almuerzo, que por poco me tienen que sacar dándome vueltas como un tanque de 55 galones.

nos vemos. t.

Salva dijo...

Bonn ist wirklich eine sehr intressante Stadt. Die vielen Sehenswürdigkeiten wie die Villa Hammerschmidt, das alte Rathaus, das Museum König, der Dranchenfels, und und und.
Gerade der Drachenfels war und ist immer noch eines der Ziele bei Klassenfahrten. Die Legende des Siegfried dem Drachentöter hat genau dort ihren Ursprung.

Nicht weit davon natürlich das hochintressante Köln mit seinen Sehenswürdigkeiten.

Beide Städte vereint der Flughaven in Köln-Porz der ja schließlich Flughaven Köln-Bonn genannt wird.

Aguaja hat alles genau richtig gemacht um diese schöne Stadt zu besichtigen.

Gruß,
Salva :)

A Cuban In London dijo...

Pero, mi'ja, tu si te tiras por todo lo alto! Te quedaste en el Mozart y saliste a conocer al Beethoven! Espero que no hayas almorzado en el Salieri (capaz que el muy cabron te haya echado algo en la comida para que te cayera mal).

Buenas vistas y espero el proximo post sobre el recorrido por la ciudad.

Saludos desde Londres.

Aguaya Berlín dijo...

Verónica, la ciudad es bonita. Tan chiquita que se puede caminar de una punta a la otra en poco tiempo. Ya verás otras fotos...

Tony, una vez me dijeron que el que viene a Europa y vive un tiempo aquí, no se quiere ir y si lo hace, quiere regresar siempre... Y es que hay tanto que ver! tanta cultura, tanta historia!

Salva, al Drachenfels no pude ir :-( El resto de los que participaron en el evento, sí, pues estaba programada la visita para el jueves. Yo regresé a Berlín el miércoles en la noche :-(((
Pero queda pendiente para la próxima vez!!!

Cuban! jajajaja, no, no comí donde Salieri, jajajajaja, pero sí vi fotos de él en la casa de Beethoven, quien fuera también su alumno (1801-1802). Ese es otro post pendiente...

Un abrazo bloguero para todos y espero les gusten también todas las otras fotos que me faltan por enseñarles!!!!!!!