miércoles, 2 de julio de 2008

El Demonio y la Señorita Prym

votar
El Demonio y la Señorita Prym, Paulo Coelho
1ra Edición Rayo, 2006


Hace unas semanas terminé de leer la novela El Demonio y la Señorita Prym, de Paulo Coelho. Ya me había leído otros dos libros de él (El Alquimista y Veronika decide morir) y me sigue gustando como autor. Me gusta su versatilidad, cómo el tema de un libro es completamente diferente al de otro, y su forma de contar y hacer que uno se interese hasta el final. Bueno, así me pasó a mí, y por eso me gustó otra vez Coelho.

Estas reflexiones me llamaron la atención:

[...] existen dos cosas que impiden que una persona realice sus sueños: creer que son imposibles o que, gracias a un repentino vuelco de la rueda del destino, veas que se transforman en algo posible cuando menos te lo esperas. En ese momento surge el miedo a un camino que no sabes adónde irá a parar, a una vida con desafíos desconocidos, a la posibilidad de que las cosas a las que estamos acostumbrados desaparezcan para siempre.

El hombre necesita de lo peor que hay en él para alcanzar lo mejor que existe en él.

[...] las transformaciones más profundas, tanto en el ser humano como en la sociedad, tienen lugar en períodos de tiempo muy reducidos. Cuando menos lo esperamos, la vida nos coloca delante de un desafío que pone a prueba nuestro coraje y nuestra voluntad de cambio; en ese momento, no sirve de nada fingir que no pasa nada, ni disculparnos diciendo que aún no estamos preparados. El desafío no espera. La vida no mira hacia atrás. En una semana hay tiempo más que suficiente para decidir si aceptamos o no nuestro destino.
Share |

5 comentarios:

Aguaya Berlín dijo...

Con la segunda no estoy muy de acuerdo tan categóricamente... pero creo entender que a veces el lado oscuro del corazón es necesario para poder ver la luz al final del camino...

Yo Ana dijo...

Hola Aguaya, a mi también me encanta Coehlo, he leído todos los libros que mencionas y un par más cuyos títulos no recuerdo exactamente, pero todos son magníficos. Si que nos podemos aplicar estas citas, no podemos mirar para otro lado mientras se hace la historia, pues quizas ni siquiera se haga si no colaboramos. Un abrazo,

Ana

Aguaya Berlín dijo...

A mí me hablaron muy bien de Coelho y en una furia compré 8 de sus libros a precios reducidos. Me quedan otros cinco pero en la lista pendiente intercalo de otros autores.

Ahora tengo en la cartera "Abril Rojo", de Santiago Roncagliolo, Premio Alfaguara de Novela 2006. Cuando leí el título me dije "no, qué va, a otra con ese título...", jajaja, pero no, lo compré y vamos a ver qué tal pues el aval del premio dice mucho; solo he leído las primeras páginas, como siempre cuando viajo en el transporte público, donde único puedo darme ese lujo...

Un abrazo bloguero para ti!

GeNeRaCiOn AsErE dijo...

De verdad que Coehlo es un alguien excepcional, de quien disfruto siempre con sus lecturas.

nos vemos, t.

Aguaya Berlín dijo...

Tony, lees a Coehlo en Inglés? o en Espan~ol? En Inglés todavía, pero yo no me magino su lectura en Alemán......

Nos vemos,
AB