domingo, 19 de octubre de 2008

¿El tren va? ¿o viene?

votar
Vista desde el extremo este de la estación Alexander Platz

Integrarse a un nuevo país no es una empresa fácil, sobre todo si hay que integrarse también a otro idioma, a otro clima, a otra idiosincracia, a otra cultura, y a una montaña de hábitos, costumbres y hasta miradas. Diez años ya en Alemania y todavía la vida me da un palo de vez en cuando, de cuando en vez. Uno de los primeros, del cual aun me río al recordarlo, fue mi despiste en el sistema de transporte en general. Nadie me enseñó ni dió ninguna pista; todas las fui encontrando dándome eso mismo: palos a diestra y siniestra.

Ahora me parece casi imposible que entonces haya pasado tanto trabajo para descubrir qué sentido del tren era el que yo debía tomar. ¿Metro en la Habana? ¿Trenes urbanos por Santos Suárez? No, nada de eso, ni tampoco de información a la vista de todos, repetida una y otra vez en diferentes formatos, que total, yo ni sabía leer ni tampoco buscar.

Ya no, ya sé reconocer prefectamente en la pizarra digitalizada el sentido que lleva el tren, cuántos minutos faltan para que llegue, o que tiene menos vagones y parará sobre la mitad del andén. No tengo que montarme en el primero que pase y, en la estación siguiente, reconocer si es la que corresponde al sentido en que yo deseo viajar y no al opuesto, indicando que no tengo que bajarme del tren y cambiar para otro.

Cuando llegué sudé cubos de desesperación e ignorancia. Ya me he alemanizado un poco y no concibo que en una parada de ómnibus no esté señalizado cuándo pasan los mismos y por qué paradas. Qué mal la pasaré si voy a Cuba un día. Una se acostumbra enseguida a lo bueno, ¿ustedes no? Bueno, no tan "enseguida" pero sí, una se acostumbra...
Share |

11 comentarios:

Salva dijo...

Liebe Aguaya,

was sagen die Deutschen nochmal? "DER MENSCH IST EIN GEWOHNHEITSTIER"!
Und doch, ist es wirklich so?
Ich kann dich nur zu gut verstehen, wirklich. Die gleichen Gefühle, Schwierigkeiten und Sehnsüchte hatte damals mein Mutter als sie sich entschied meinen Vater nach Deutschland zu erreichen (wovon er nicht gerade begeistert war ;-) lol).
Mit dem Unterschied, sie sprach nur italienisch, und hier sprach man nur Deutsch. Kein Mittelweg der Verständigung also. Allerdings sei gesagt, Sizilien konnte man ein und ausgehen im Vergleich zu Kuba. Aber die gleichen Gedanken hatte sie genau wie du, immer wenn sie einen Zug sah, sagte sie: "ach, könnte der nicht direkt nach Sizilien fahren?".
Sie hatte grosse Probleme hier sich einzuleben.
Die Wohnungen ohne Doppelverglasungen, und die Temperaturen viel kälter als jetzt, dass kannst du mir glauben! Einzige Heizung war die Kohle-Heizung, die man auch zum Kochen der Pasta benutzte. Ach ja, die Pasta musste man die andere Rheinseite überqueren weil man die original-italienische nur dort fand.
Multikultur damals gleich null! Wir wurden nicht gerade von allen freundlich behandelt! Ganz anders als heute halt.
Diese gemischten Gefühle meiner Mutter, ja ich erinnere mich nur zu gut. Auf der einen Seite der Wunsch in der Nähe meines Vaters zu sein, auf der anderen der grosse Heimweh!
Aber Vater dachte gar nicht daran zurückzugehen! Erst Paris, dann st. Louis, dann Köln....
Seine Worte waren immer die gleichen: "ich liebe mein Land, aber ich krieche nicht vor den Reichen um ein Stück Brot! Da wo meine Arbeit ist, da ist mein Zuhause!!!!".

Heute kann ich ihn verstehen! Heute kann ich auch meine Mutter verstehen! Beide Gefühle sind in mir fest verankert. Der Drang an einem Platz am Meer, aber auch der Drang gut zu leben (nicht unbeding reich), sondern einfach nur gut leben.
Und dieser Drang obwohl ich seit meinem zweiten Lebensjahr in Deutschland wohne. Viele verstehen dies nicht!
Aber man soll die Hoffnung niemals aufgeben. Wer weiss, kaum angekommen zieht es mich schon wieder weg. vielleicht bin ich ein Freigeist, vielleicht.....

Lieben Gruß Agua,
Und danke nochmals für die lieben Glückwünsche.

Salva

PS: sorry, jetzt hab ich deinen post wieder zukommentiert :)

Yoana dijo...

Agu, aquí los trenes y los autobuses son una maravilla, todo está señalizado y explicado al dedillo, vamos que no te pierdes ni queriendo, jeje. Y además, con puntualidad alemana, o británica. En cambio en Andalucía, cuando estuve trabajando por allá las "guaguas" casi como las nuestras - sin llegar a tanto, claro, aquello es insuperable - llegaban con bastante retraso, llenas y con el aire acondicionado roto en medio del calor sofocante de agosto (trabajé por allá par de meses en el 2006). Y para colmo "guagueros" también guaposos, te imaginas?

Por cierto, empecé un curso de alemán, a ver si logro no perderme si algún día voy por allá. Un abrazo,

Rosa

Salva dijo...

Ciao Yoana,

un corso di tedesco? Esiste un sistema infallibile e´ veloce per apprenderlo! Se ti interessa, posso darti info utili. Lo apprendi in pochi mesi :)

Saluti,
Salva

Aguaya Berlín dijo...

Qué tal, Salva!! y Yoana!!

Pues, Salva, llevaba razón tu padre en eso de que su casa estaba donde estaba su trabajo: así es en el mundo de hoy. La mobilidad y la necesidad nos hacen personas "del mundo" y no más de un lugar en específico. Siempre se extrañará una parte pero la ganancia puede ser grande si sabemos analizar positivamente la vida, a la que habrá que adaptarse querámoslo o no, mientras sea para bien.

Lo del transporte todavía me asombra muchísimo. Fíjate, Yoana, que nunca dejo de comparar con el cubano... Mira que trato pero qué va, ni aunque lo quiera!! :-)

Bravo por lo del Alemán!! Te será muy fácil dominando como ya dominas el Inglés! De hecho, los angloparlantes que conozco son los que más rápido lo han logrado aprender. Los asiáticos son los que más dificultades tienen...

Besos para los dos,
AB

Zoe dijo...

Muy bueno. ¿Has leído Alexander Platz?

Zoe dijo...

Seguramente.

Aguaya Berlín dijo...

No, :-( no lo he leído!
Quién es el autor?????? Si me dice que Ud., me muero de la pena... Busco también en Google......
Saludos,
AB

Eufrates del Valle dijo...

Que alivio cuando pasamos la etapa de las novatadas. Saludos querida Aguaya!

Yoana dijo...

Gracias Salva, no había visto tu comentario hasta ahora. Claro que te agradezco cualquier información. Si quieres escríbeme a gsand2009@gmail.com

La verdad es que desde el inglés se entienden cosas, pero es mucho más complicado Agu. Además, precisamente en las palabras que se parecen me interfiere la pronunciación, que es diferente. Pero me encanta estudiar, así que lo disfruto.

bys dijo...

hola!

Pues sip, yo estuve en berlin una semana y soy de Guanabacoa, pas� trabajo con los trenes un mont�n :D pero me imagino que con el tiempo uno le va cojiendo la vuelta eh

saludos desde cuba

Aguaya Berlín dijo...

Hola, Eu, Rosita, Bys!!!

El alivio, Eu, en algunos países llega más temprano que en otros! :-)

Rosita, conociendo bien el Inglés ya tienes muchas ventajas. Ahora, el Alemán es de anjá! Eso te lo aseguro!

Alejandro, bienvenido por aquí! Oye, el encontronazo es tremendo! Una se va acostumbrando y la repetición es la clave del éxito... digo yo... a veces, pero así y todo, cuando viajo a otra ciudad alemana, me parece que tengo que empezar de cero otra vez... :-)

Saludos blogueros,
AB