jueves, 16 de octubre de 2008

Lagartija habanera

votar
Foto de EPA

Hacía años que no veía una lagartija... con tantas que siempre había en la mata de mangos del jardín, cuando yo vivía en Cuba. Hasta llegué a cogerlas yo misma pero corría cuando mi hermano se acercaba con una con la boca abierta, lista para morder. Él se las ponía en las orejas, como aretes. Después las soltábamos.

He tratado de explicarle a mi niña lo que es una lagartija, y su padre también, pero no lo entiende mucho: en Alemania no hay, a no ser en el Zoológico. A ver si con esta foto que me ha regalado EPA, hago otro intento por explicarle...
Share |

11 comentarios:

Salva dijo...

Niedlich.....in Sizilien haben wir auch welche. Sind aber manche giftig.

Lieben Gruß,
Salva

Anónimo dijo...

Pues si vienes a mi patio, verás muchas, hasta dentro de la casa he tenido, me encantan las lagartijas y son útiles, se comen los insectos
nocivos.
Saludos
Mayda

Lulita dijo...

Aguaya y chic@s...le tengo terror a las lagartijas...pero terror...me parecen cocodrilos pequeños....os cuento..estaba en el pre becada alla x los años 80 y el patio del pre habia unos arboles, que sueltan como unas ramitas que parecen la cola de una lagartija....y un dia viene el "noviecito" de turno ..aun me acuerdo que era x la tarde, y estaba frente a la enfermeria (los que han estado becados saben mas o menos la posicion)..pues viene este y me dice....¿a que no sabes que es esto?....y le contesto lo que yo creia que era...siempre refiriendome al famoso "palito" de esos arboles...y me dice el muy capullo....pos no!!!, esto ..es lo que le falta a esto...y me enseña 1 LAGARTIJA SIN RABO... le habia "arrancado la cola!!!....meti 1 grito, me puse blanca y me desmaye.....hasta ahi llego el "noviasgo"

Yoana dijo...

Me encantan las lagartijas. Yo iba con mi papá a la loma del burro a "cazarlas". Las traíamos para la casa y tras un par de días en cautiverio (pobritinas) el me convencía para "liberarlas". Que tiempos!

Aguaya Berlín dijo...

Qué tal! Salva, Mayda, Lulita, Rosita!

Pues a mí también me parecen cocodrilos en miniatura pero no les tengo miedo. Eso sí, no me gusta que me muerdan... ni que me salten encima. Vaya, que les tengo su respeto :-)

Pero las extraño, saben? Hace muuuucho tiempo que no veo una "de cerca"...

Un abrazo bloguero,
AB

Salva dijo...

Ich wollte mir mal ein Kameleon (schreibt man das so? ) zulegen. Find die Biester irgendwie sympatisch. Aber die sollen sehr schwer sein was die Pflege angeht. Da ich oft verreise wenn ich es nicht mehr zuhause aushalte, und nicht jeder gerne solche Tiere im Hause hat, hab ich es einfach gelassen. Irgendwann wenn ich mal sesshaft werde vielleicht :)

Wird wohl aber noch was dauern.

lieben Gruß,
Salva :)

Al Godar dijo...

Yo tambien tenia serias dificultades para explicar a mi hijo lo que son las lagartijas, pero hace poco encontramos unas en un Pet Shop. Le hubiera comprado una con gusto si no hubiera sido por el precio: 100$ !
Al Godar

lola dijo...

Aquí hay unos bichos que les dicen peninquén, creo que son salamanquesas. En mi casa si había alguna que otra lagartija entre las matas que tenía mi madre en la terraza. Por cierto recuerdo que estando en la secundaria, para una clase de biología, tuvimos que abrir una lagartija, era un trabajo por equipos, el paquete le tocó al único muchacho que estaba en el grupo, recuerdo que se llamaba Víctor, y de ahí pasó a ser Víctor el asesino, aunque el prefería que le dijeran el cirujano.
Saludos!

Aguaya Berlín dijo...

:-) Víctor el cirujano...
Cuando me tocó a mí la misma clase, había que operar a una rana. Yo ese día no atendí a clases.

Mi esposo ha estado por comprar un gecco o un camaleón pero yo le digo que no, que no me imagino preparando la leche por la man~ana y saltar de susto cuando un bicho de esos me esté mirando a los ojos, como mínimo :-)

Y sí, aquí también son carísimas las lagartijas!!! pero no 100, yo creo que cuestan sobre los 25 Euros (las lagartijas "satas", digo).

Saludos otra vez!

anónimo spanish dijo...

Hola, Aguaya. Soy española y aunque hace tiempo que sigo tu blog, nunca me he atrevido a escribirte.
Como me encantan todos los bichos, me chiflan las lagartijas.
En España las tenemos de todas las clases, pero nuestras lagartijas, caminan, corren, se arrastran...
Hace dos años, visité Cuba, que formaba parte de mi historia familiar... Y aquí me tienes... ¿qué tiene ese país que marca, que duele, que no se olvida...?
El caso es que conseguí ver y hasta "establecer amistad" (es broma) con varias lagartijas cubanas tanto en La Habana como en Cienfuegos como en Santiago, y las lagartijas en Cuba... "vuelan". De verdad, lo vi con mis propios ojos, saltan de piedra a piedra o de árbol a suelo lejano, como si volaran.
Yo soy de pueblo español, pero nunca he visto lagartijas volar. En Cuba lo vi. Varias veces.
¿Será un logro socialista? ¿Cómo es que Fidel o Raúl no lo han publicado para que todo el mundo lo sepa, que aunque el "hombre nuevo" haya fracasado, la "lagartija nueva" lo ha conseguido?

Mil besos. Amo a tu pueblo. Y a tus lagartijas voladoras, absolutamente alucinantes.

Aguaya Berlín dijo...

Qué tal, Anónima española!!! Bienvenida al blog!!!!!!!

Cómo me he reído con lo de las lagartijas voladoras y el hombre nuevo! Milagro a nadie se le ha ocurrido exportarlas, mira que a lo mejor reportarían más dinero que lo que reportan los renglones fundamentales de la ¿economía? cubana! :-) Por Canadá las venden en 100 dólares canadienses, por aquí por Alemania en más de 25 Euros cada una, y así... tremendo negocito! :-)

Mi abuelo sí tenía "amistad" con una lagartija: se echaba granitos de azúcar en la palma de la mano, y la salamandrita venía a comer... dime tú!

Yo tengo ascendencia española: mi bisabuelo (Domingo se llamaba) era de Ferrol. Se fue de polizón en un barco y nunda más regresó a su terruño, como lo llamaba. Algún día quisiera ir a Ferrol...

Un beso para ti,
AB