martes, 27 de enero de 2009

27 de enero: Día Internacional de Conmemoración en la Memoria de las víctimas del Holocausto

votar
El 27 de enero de 1945 el ejército Rojo liberó Auschwitz, el campo de concentración y exterminio nazi situado en las cercanías de Cracovia, Polonia. Unos 7600 prisioneros tuvieron la suerte de ver llegar a las tropas soviéticas ese día y dar fin así a la pesadilla más grande de la historia de la humanidad. Para más de 1,3 millones de personas que pasaron por Auschwitz ese no fue el caso.

Con motivo de esta fecha fue proclamado el 27 de enero como el Día de recordación de las víctimas del Nacionalsocialismo, instaurado por Roman Herzog, Presidente Federal de Alemania, el 3 de enero de 1996. Años más tarde, el 1ro de noviembre del 2005, la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el 27 de enero como Día Internacional de Conmemoración en la Memoria de las víctimas del Holocausto.

En Berlín hay un monumento que recuerda a las víctimas del Holocausto. Se trata del Monumento a los judíos de Europa asesinados (también conocido como Monumento del holocausto). Diseñado por el arquitecto Peter Eisenman y por el ingeniero Buro Happold, fue inaugurado el 10 de mayo del 2005 y costó unos 25 millones de Euros. Se trata de un campo inclinado de 19000 metros cuadrados cubierto por una rejilla cuadriculada en la que están situadas 2711 estelas o losas de hormigón. Estas losas tienen unas dimensiones de 2.38m de largo y 0.95m de ancho, y varían en cuanto a su altura, desde los 0.2 m a los 4.8m. De acuerdo con el proyecto de Eisenman, las estelas están diseñadas para producir una atmósfera incómoda y confusa, y todo el monumento busca representar un sistema supuestamente ordenado que ha perdido contacto con la razón humana.

Yo hice algunas fotos allí y se las enseño hoy, recordando también a tantos millones de personas que fueron perseguidas, torturadas y asesinadas por los nazis.






Share |

12 comentarios:

Diliviru dijo...

Gracias por compartir estas fotos y por conmemorarlo con este post.

Hay acontecimientos tan vergonzosos y duros que no deberian olvidarse y mucho menos repetirse.

glazam dijo...

Gracias por este post y las fotos. No es posible olvidar algo tan atroz como el Holocausto.
Sabía de la existencia de ese monumento pero no había visto fotos.Buen trabajo.
Mi cariño.

E-migrad@ dijo...

Excelente post, Aguaya.

La memoria es fundamental en temas como éste. Entiendo que es la mejor forma de evitar cometer y dejar que se comentan los mismos horrores...así como también dejar que el paso del tiempo desdibuje los hechos.

Schaff gut!


E-migrad@

Anónimo dijo...

Aguaya:se te agradece el gesto de recordar una fecha como esta,ahora que algunas voces en el mundo incluso niegan la existencia misma del Holocausto, para justificar su fundamentalismo y terror!
Siempre he admirado la forma en que los alemanes han sabido interpretar su historia.
Un saludo.ROBERTO.

Salva dijo...

I tedeschi non sono mai stati fieri della loro storia. E non l'hanno mai interpretata, ma raccontata cosi come é stata!
E sono severi con é sinceri con se stessi.
Chiunque persona o chiunque nazione nega questá cosa, non conosce i tedeschi.
A me molte volte mi meraviglia molto come viene interpretata la storia del passato. I tedeschi hanno imparato presto dalla loro storia, e hanno reagito.

Non esiste nessun altra nazione in Europa, dove l'assistenza sociale é medica, il servizio in generale, é cosi elevato e uguagliato come in Germania. Questo é un dato di fatto!!

Saluti,
Salva

Aguaya dijo...

Saludos a todos!

Sí, un día para no olvidar nunca... generaciones por generaciones.

Así es, Salva, los alemanes nunca han estado orgullosos de su historia y a mí me impresiona cómo discuten sobre eso abiertamente, al menos en los programas televisivos. Me choca a veces oir que digan "Yo no me siento orgulloso de ser alemán. Me puedo sentir orgulloso de tener un hijo que saca buenas notas pero no de ser alemán".

Los debates son de anjá, porque, independientemente de la historia que haya tenido este país, no todos cantan su himno, no todos saludan su bandera, no todos saben hablar del pasado. Y la idiosincracia de la gente, su forma de pensar y de actuar, está muy marcada por esa historia que llevan a cuestas pero también por la forma en que evitan hablar de ella.

De ahí que a veces me pregunte a mí misma: "me siento orgullosa de ser cubana?". Tela por donde cortar...

Un saludo bloguero para todos!

Salva dijo...

infatti, come giá dissi una volta. E come ripeto adesso. Identificarsi nei tempi di oggi con una bandiera, é scontato.
Specie in questi tempi di multicultura.

La storia tedesca é stata atroce. Come anche quella italiana senza dubbio.
Peró almeno i tedeschi hanno imparato dalla loro storia. E hanno fatto sempre, e continuano a fare sempre di tutto, in modo che non si ripeta mai piú.

Altre nazioni invece non capiranno mai i loro errori, per il semplice fatto che non li ammettono!! Infatti li continuano a fare!!!! Ma al mondo si presentano come il popolo sovrano!

Ma é chiaro che nessuno questa affermazione la condividerebbe. Si vede che il BigMac é troppo gustoso per alcuni. Anche se si publicizzano con cibi presi da altri.

Ironia della vita, that's life!


Con affetto,
Salva

papelbit dijo...

Hola Agua¡ No creo que sea bonito visitar los campos de exterminios, pero está claro que es una visita obligada algún día¡ Así como el mausoleo de las fotos que expones¡

Un abrazo¡ Ya te diré x email¡

Aguaya dijo...

Amaury, yo fui a Cracovia en el 2003 con motivo de un evento y nada más pensar que Auschwitz estaba cerca me ponía los pelos de punta...

En Berlín hay uno al que fui casi recién llegada a esta ciudad, en el 2000, y al que anotaré en mi lista obligatoria. Creo que sería muy interesante ensen~arles fotos de ese lugar.

Un abrazo,
AB

Noelplebeyo dijo...

Cuando fui a Berlín, estuve en un campo de concentración, que está cerca, en un pueblecito...no recuerdo su nombre..y la verdad es que fue impactante

Saludos

Aguaya dijo...

"Ese" es el que digo... pero cuando aquello no tenía un blog ;-)

Un abrazo!

Ivis dijo...

Qué triste aniversario. Gracias por recordárnoslo. Un saludo desde Mallorca.