sábado, 31 de enero de 2009

Dos cubanos y una lágrima

votar
Quiero presentarles a Elizabeth Caballero, una hermosa soprano de origen cubano con una voz envidiable y mágica:

© Copyright 2008 Elizabeth Caballero

Con solo 19 años de edad fue finalista de la Quinta Competencia Internacional de Luciano Pavarotti y el mismo Pavarotti se refirió a ella como "un diamante que necesitaba ser pulido". Desde la fecha hasta hoy: exitosísima. ¿Su futuro? Prometedor y brillante.


Interpretando la zarzuela cubana María la O, de Ernesto Lecuona

Me ha hablado de ella su padre, José Caballero, amigo mío en Facebook desde hace sólo unos pocos días. Yo no puedo más que quitarme el sombrero ante personas tan admirables y talentosas. Gracias, Facebook. José ha escrito vía Facebook, además, el siguiente comentario: "Tiene 32, ha cantado en NY City, San Francisco Opera, Met de NY, Miami Grand Opera, Trieste Italia, Tennesse, Seatlle, y en otras distintas casas de Opera de USA y llego a través del puente maritimo del Mariel en 1980. Orgullosamente se presenta como CUBANA y Marielita".

José Caballero Blanco es autor del libro UMAP: Una Muerte A Plazos, cuya portada les muestro a continuación (para adquirirlo deben escribirle a su email personal tal y como aparece en la página Web del libro):

Editorial Alexandria Library, Miami, 2008

Me sonrojo al confesarles que me enteré de qué era una UMAP después de haber salido de Cuba... Las Unidades Militares para Ayuda a la Producción tienen una historia vergonzosa y es imperdonable que muchos cubanos, entre los que me cuento, no supiéramos ni siquiera de su existencia. ¿Es que hay que irse del país donde una nació para conocerlo mejor?

Además, agradezco profundamente la gentileza de José por hacerme llegar varios de sus poemas de los que he escogido, con su consentimiento, "Cuba nostalgia" y "La Habana llora" para publicarlos en este espacio. Espero ustedes también los disfruten.

Cuba nostalgia
(Por José Caballero Blanco)

Cuando al sur miro desde esta acogedora playa
En lontananza, hacia la bella figura idealizada
Cargándola estoy, donde quiera que yo vaya
Porque en mi alma profunda la tengo grabada

La brisa viene llena del aroma de esa tierra
Y al saborearla disfruto de suculento manjar
Cuantas pasiones y dolores su nombre encierra
En vano trato de arrancarla y no logro olvidar

Sus luces trato de vislumbrar en la oscura lejanía
Y solo veo estrellas que reflejan la esperanza
De un alba que ilumine a la que siento tan mía
Para matar por siempre a la terrible añoranza

No lo pueden entender aquellos seres indolentes
Como al paso de los años la nostalgia reverdece
Más amor en tu pecho herido y lacerado sientes
Como enfermedad incurable que adentro padeces

Borrarla de mi mente en vano lo he intentado
Ni los bienes adquiridos, ni con la fama se puede
Y a pesar del mucho tiempo ya pasado
No puedo vivir sin ella, porque Cuba; todavía duele



La Habana llora
(Por José Caballero Blanco)

Llora en silencio mi Habana
Bajo la luz de un quinqué
Ya no ríe, ni se ufana
Pues ya no tiene un por qué

Por el malecón desolado
Una jinetera se vende
A un turista aprovechado
Cuya propuesta no ofende

Porque al comerciar su inocencia
Y entregar su tierna carne mulata
Se justifica, en su conciencia
Cuando la miseria, un día más dilata

El proxeneta en la esquina
Espera cobrar su parte
De esa profesión mezquina
Que algunos le llaman arte

El apagón facilita el hurto
Del ladrón que en un descuido
Corre, cargando con el bulto
De quien queda en el suelo tendido

La corrupción, lo inmoral
Hoy es cosa cotidiana
Siendo una cosa normal
En esa que fue mi Habana

La que otrora era una perla
De arquitectura y esplendor
Hoy dan ganas de no verla
Todo es ruina en derredor

La que un día fue jolgorio
En noches de carnaval y rumbas
Es tan solo un triste velorio
Con dolor, muertos y tumbas

El mar que con su luna roza
Su litoral que era encanto
No inspira el verso ni la prosa
Todo es un inmenso llanto

Llora en silencio mi Habana
Bajo una noche sin estrella
Y yo no aguanto las ganas
De echarme a llorar con ella


Claro que la Habana tiene que llorar, Cuba toda... Sus mejores hijos buscan su futuro en otras latitudes y el país se desangra por heridas que ya no cerrarán más...

Mi inmensa gratitud a José por su amistad y por enviarme sus poemas, mis mejores deseos para su hija, Elizabeth, y una lágrima más por el país que nos vió nacer.
Share |

12 comentarios:

Noelplebeyo dijo...

El arte no entiende de fronteras, está claro.

El cambo de concentración al que me refería los días anteriores era Schateshauses o algo así...eso pasa por no apuntar las cosas cuando uno va de viaje.

Saludos

Diliviru dijo...

Hermoso poema, hermosa voz no cabe duda que el talento se hereda y fluye por las venas. Felicidades a ambos!!!
Lo triste es que no se puede ser profeta en su tierra... Gracias por compartir y darlos a conocer en tu blog.

Saludos y lo del talento en al sangre aplica también para ti y tu genial padre :)

Lazaro Gonzalez dijo...

Gracias Aguaya por esta exquisitez.

Salva dijo...

Hola Dagmar,

Schönes Gedicht und eine schöne Stimme.
Echtes Talent macht sich von alleine bemerkbar. Und dies ist wieder mal der Beweis für diese Weisheit.

Lieben Gruß aus Köln,
Salva

Aguaya dijo...

Noel, así es: no hay fronteras para el arte, y eso es lo bueno. "Sachsenhausen" quizá? Ya estoy programando mi visita allí...

Dianita, tú siempre tan cariñosa! Gracias! Se te quiere por aquí, lo sabes.

Laz, qué tal! qué vivan los blogs y las redes sociales, verdad?

Talento y sabiduría, Salva, lo has resumido muy bien. Einen schönen Gruß!!! an Nella und Kindern auch!

Un abrazo para todos,
AB

GaviotaZalas dijo...

excelente post,,, gusto de conocerlos, me gustaria leer el libro ya que tampoco sé del tema UMAP, saludos desde Vicenza

~Zurama~ dijo...

Querida Aguaya, tienes un premio en el blog "Amanecer en la Habana"!!

:D

Noelplebeyo dijo...

Ese...bonito pueblo y el campo muy impresionante...la verdad

saludos

glazam dijo...

Gracias por permitirnos disfrutar de la maravillosa voz de Elizabeth Caballero. También por hacernos conocer a su padre.
Lo de la UMAP fue uno de las tantos tristes y bochornosas etapas de estos interminables 50 años.
Besos.

Rosa dijo...

Maravillosa voz la de la bella cubana, sentidos versos los del padre poeta, cuanta lágrima dentro y fuera de la isla, y por cuanto tiempo!

Eufrates del Valle dijo...

Ya la conocia por el blog de Zoe Valdes, quien la presento el mes pasado en la Rueda Bohemia. En Telebemba veras el video de la entrevista a ella y a su padre.

Una cubana maravillosa.

Aguaya dijo...

He actualizado el post con información de cómo comprar el libro, para los interesados, y sobre Elizabeth. Tiene 32 añitos!!!!!!

Otro abrazo bloguero para todos!!!!

y gracias por la visita!