lunes, 5 de enero de 2009

Un paseo por Colonia: Iglesia Gran San Martín (Groß St. Martin)

votar
De Colonia (Köln), ciudad del Estado federado Renania del Norte-Westfalia, les he estado enseñando en los últimos posts algunas fotos que hice cuando la visité en las Navidades pasadas, sobre todo de cuando compartí con amigos, del Mercado Navideño, del Museo de la Ciudad y del Viejo Ayuntamiento. Y no se me han agotado, no. Hoy les traigo las que le hice a la Iglesia Gran San Martín (Groß St. Martin), también símbolo de la ciudad. Dejo otras pendientes para los próximos días, con la esperanza de que les gusten, como a mí.

Litografía de Moret, por el año 1840. Tomada de Wikipedia

La Iglesia Gran San Martín es una basílica de Colonia que se supone se comenzó a construir, en su versión románica, en el siglo XII. El lugar en que está erigida perteneció a una isla del río Rin, originalmente, según excavaciones arqueológicas realizadas en la región. Varios incendios y tormentas severas la dañaron en el curso de los años, por lo que durante lustros se construyeron nuevos elementos de la misma al tiempo que se reconstruían y restauraban otros. La restauración más importante tuvo lugar en el siglo XIX.

De los bombardeos a Colonia durante la Segunda Guerra Mundial, fueron cinco los que afectaron seriamente a la Gran San Martín, el último de ellos con consecuencias fatales. Un 95% de la ciudad vieja, lugar donde está ubicada la iglesia, quedó igualmente destruido.

Foto de Hermann Claasen, 1946, también de Wikipedia

Después de finalizada la guerra y durante los primeros años posteriores a la misma, se discutió muchísimo si tenía sentido dejarla así, como recuerdo de su destrucción, o construirla nuevamente y cómo, o erigir en su lugar una edificación diferente. Ganó la controversia el reconstruirla nuevamente y no fue sino 40 años más tarde, el 13 de Enero de 1985, que volvió a abrir sus puertas al público.

La torre de la Groß St. Martin mide 75 metros de altura y está rodeada de 4 más pequeñas de forma octogonal (ocho lados). Las cinco campanas de bronce del campanario tienen los siguientes nombres (diámetro/peso): María (1580 mm / 2600 kg), Martinus (1150 mm / 1140 kg), Eliphius (1070 mm / 820 kg), Brigida (940 mm / 570 kg) y Ursula (750 mm / 307 kg). En las misas de los domingos suenan los 5 tonos ininterrumpidamente.

Éstas son las fotos que hice yo. La primera fue una de las pocas que salió bien de cuando mi paseo nocturno con Mónica y Danilo, amigos cubanos. La segunda es de Salva, amigo-bloguero italiano. Y la fuente está ubicada en la plaza justo desde donde hice la tercera foto. Detrás de la fuente está Salva.


Al llegar a este punto tengo tantas interrogantes... Ojalá toda persona pudiera viajar a lugares hermosos e históricos como puede hacerlo cualquier alemán con el salario que gana por el fruto de su trabajo. Hasta los más pobres conocen las Islas Baleares, Mallorca la preferida. Para viajar necesitan sólo su identificación personal y ninguno entiende, por ejemplo, por qué los cubanos tenemos que esperar por un permiso de las autoridades migratorias para salir del país, temporalmente o no. Ellos me dicen que las visas las da el país que recibe, no el que emite... yyyya, ya lo sé...
Share |

9 comentarios:

Salva dijo...

Hatte ich gar nicht gesehen dass ich da in paparazzistellung hocke hinter dem Brunnen LOL

Schöne Bilder geworden Dagmar!!!! :)

Im Sommer gibt es hier noch das Fantasialand hatte ich dir erzählt! Hab dir leider eine Fehlinformation gegeben, sorry. Das Fantasialand ist nun im Gegensatz zum Vorjahr, auch im Winter geöffnet. Befindet sich nur 20km von uns aus! Der Eingang ist seit immer schon Berlin gewidmet. Schau dir das Intro und die Seite an: http://www.phantasialand.de/index.php?display_popup=1

Lieben Gruß,

cyborg30 dijo...

Se me cae la babita cada vez que leo sobre alguno de esos lugares que detallas: siempre quise visitar Alemania y nunca he puesto un pie en Europa :(

Billete de ida dijo...

Hola!

Solo quería felicitarte por el blog y pedirte disculpas por borrar tu comentario en BDI... He tenido un problema con el spam estos días y borré accidentalmente algunos comentarios, entre ellos el tuyo... ¡Lo siento!

¡Un saludo!

lola dijo...

Que bonitos lugares nos enseñas, espero poder verlos algún día personalmente. ;)
Saludos,

A Cuban In London dijo...

Esa tercera foto (de arriba hacia abajo)es de premio. Excelente reportaje.

Saludos desde Londres.

lys dijo...

Muchas veces al entrar en tu blog empiezo a viajar y observo detalles que me pasarían por alto de estar en el lugar.

Bellísimas fotos y lindo e instructivo post.

Un beso.

Aguaya dijo...

Hola a todos!!

Hasta a mí también me dan ganas de volver a Colonia...

Y la iluminación de la ciudad por la noche no tiene igual. O fue solamente con motivo de las Navidades? Qué linda la tercera foto, verdad, Cuban?

Billete de ida, no te preocupes. Un abrazo desde Berlín!

Yalva, ya vi la página que me dices. Es verdad, en invierno también hay programación... :-( Pero mejor aún, pues así me quedan más paseos pendientes para la próxima!

Cyborg, Lola, qué cuentos ni cuentos... si lo vieran con sus propios ojos, estarían como yo: aún anonadada...

Un abrazo para todos!

Aguaya dijo...

Lys, me pasa igual con la ciudad: la veo con otros ojos desde que escribo en el blog...

Un beso para ti!

Alba dijo...

Agua, con este post y con tus fotos sí que me has matado... Son de una belleza que raya en lo sublime. Soy aficionada a la fotografía y te digo,¡aquí tienes varias de concurso! Por cierto, ¿con qué cámara tomas tus fotos? Es por mero interés técnico, porque bien sé que lo que cuenta es la mirada de quien en ese instante decide desobedecer al tiempo.

Por otra parte, qué interesante todo el proyecto de restauración patrimonial que llevaron a cabo. El resultado es óptimo, muy coherente con el entorno arquitectónico. En esos casos, poner de acuerdo a los implicados (gobiernos de la ciudad, expertos, grupos de protección del patrimonio religioso, etc.) nunca resulta fácil.

Aquí en Montreal, ese es un tema muy delicado y controvertido. He escrito sobre eso. Las iglesias, en el mejor de los casos, son convertidas en museos, pero también, a falta de presupuesto, son puestas a la venta. Así terminan lo mismo como casas de subasta de arte que como condominios... ¡Es increible y más que nada, muy lamentable!

Te mandaré una foto que conservo de mi amor delante de esa misma iglesia, Gran San Martín. Ya te dije, me has puesto en una cuerda muy sensible...

Saludos,

Is